Cuba: Juicio a empresario canadiense ya concluye

El juicio a un empresario canadiense, quien permanece en prisión desde hace casi tres años y al que se vinculó con un caso de corrupción, se espera que concluya el viernes próximo.

El proceso contra Cy Tokmakjian, presidente de una importadora de vehículos que llevaba su apellido, deberá quedar listo para sentencia el viernes confirmó el miércoles vía telefónica desde Canadá el vicepresidente del grupo empresarial, Lee Hacker.

Hacker no quiso hacer más comentarios pues se trata de "un tema muy delicado".

Tokmakjian fue arrestado a mediados de 2011 en el marco de una campaña contra la corrupción que tocó las puertas de importantes empresas mixtas y hombres de negocios extranjeros.

El Tribunal Municipal de 10 de Octubre es el lugar donde se desarrolla el juicio, constató la AP en la puerta de la sede. Varios automóviles diplomáticos, incluyendo al que identifica al embajador de Canadá fueron observados el miércoles por la mañana en el tribunal.

Las autoridades no ofrecieron ninguna información, como tampoco lo hicieron durante el juicio al compatriota del actual procesado, Sarkis Yacoubian, directivo de otra firma llamada Tri-Star Caribbean y a quien --según se supo por medio de prensa canadienses-- fue sentenciado a nueve años en 2013, bajo cargos de soborno, evasión de impuestos y actividades perjudiciales para la economía de Cuba.

Yacoubian fue liberado de manera sorpresiva en febrero de este año y enviado a su país sin explicaciones.

En los últimos años bajo el presidente Raúl Castro desarrolló una ofensiva anticorrupción que llevo a decenas de personas a la cárcel, incluyendo empresarios extranjeros reconocidos y hasta viceministros a quienes se los culpó de traficar influencias o recibir algún tipo de soborno o regalo a cambios de favores comerciales o administrativos.

Las autoridades dijeron que no se trataba de una campaña anticorrupción, sino de una política sistemática para evitar este flagelo.

La información sobre los juicios y los casos suele circular de boca en boca, mientras el gobierno cubano guarda hermetismo por meses.

Un funcionario de prensa en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá dijo a la AP que los diplomáticos asignados para asuntos consulares están "monitoreando" el caso de "el ciudadano canadiense que se encuentre detenido en Cuba", pero declinó hacer más comentarios citando preocupaciones sobre la privacidad de la persona.