Uruguay choca con Inglaterra, Suárez es incógnita

Con la soga al cuello en la Copa del Mundo y dos importantes bajas en su andamiaje defensivo, Uruguay más que nunca se encomendará a Luis Suárez cuando el jueves enfrente a Inglaterra por el Grupo D.

La cita enfrenta a dos equipos que sucumbieron en su debut, pero dejando distintas impresiones.

Uruguay desperdició una ventaja inicial y perdió sin atenuantes 3-1 ante Costa Rica. La "Celeste", vigente campeón de la Copa América y cuarto en el pasado Mundial, se fue desfondando con el paso de los minutos en Fortaleza. Suárez, quien se recupera de una lesión, vio los 90 minutos desde el banco de suplentes.

Aunque sucumbió 2-1 ante Italia en el sauna de Manaos, Inglaterra recibió elogios por su audaz planteamiento ofensivo en el que sobresalen muchos jugadores del Liverpool, como el capitán Steven Gerrard, Daniel Sturridge, Raheem Sterling y Jordan Henderson.

Todos ellos se toparán ahora con Suárez, su compañero de club en el bando contrario en el estadio Itaquerao de Sao Paulo.

"Conozco a todos los jugadores de la selección inglesa, ya sea por ser compañeros o tenerlos como rivales", dijo Suárez, laureado como el mejor futbolista de la Premier tras una temporada en la que fue el máximo goleador con sus 31 conquistas. "Tienen carencias defensivas que podemos aprovechar".

A inicios de semana, Suárez se declaró recuperado de su lesión en los meniscos de la rodilla izquierda, que precipitó una operación artroscópica el 22 de mayo. Ahora entraría por Diego Forlán en el once titular, acompañando a Edinson Cavani --autor del gol de penal ante Costa Rica-- en el ataque.

"Si digo que estoy para jugar, es porque estoy al 100%", afirmó Suárez.

Tabárez dijo que Suárez ha venido trabajando con sus compañeros y con el nivel de exigencia que permite un entrenamiento.

"Obviamente siempre va a ser inferior el que puede haber en un partido. En el caso de que juegue Luis habría que darle un espacio a esa posibilidad que no esté como el Luis Suárez que salió goleador en la Liga Premier.

Pero la pregunta que debe hacerse es si aún así es un jugador que puede aportar cosas importantes al equipo o no, en eso estamos, definiéndolo en unas horas".

Cavani coincidió con Tabárez: "Con Luis hemos hecho cosas muy importantes como también con Diego. Si entra va a tratar de hacer lo mejor".

Pero en lo que Uruguay reincorpora a Suárez, el potencial del seleccionado dirigido por Tabárez se mengua tras las bajas de su central Diego Lugano por una lesión en la rodilla izquierda y la suspensión del lateral Maxi Pereira, éste último expulsado por propinarle una descalificadora patada al artillero costarricense Joel Campbell.

Sebastián Coates y José María Giménez, éste último un entral de 19 años, asoman como los posibles reemplazos de Lugano para acompañar a Diego Godín en el trabajo de los marcadores centrales.

Se vislumbra que Jorge Fucile será el recambio por Pereira por el carril derecho. También se baraja la posibilidad que Álvaro Pereira juegue por el lateral izquierdo y colocar a Martín Cáceres en el derecho.

Tabárez también movería fichas en el mediocampo. Lodeiro y Álvaro Pereira relevarían a Christian Stuani y Walter Gargano.

Para seguir con vida en su expedición brasileña, Uruguay necesitará sumar puntos en sus últimos partidos, ambos contra históricas selecciones europeas.

Y aunque parezca inconcebible, los uruguayos no le ganan a un conjunto europeo desde México 1970, o sea 44 años. La última victoria fue un 1-0 ante la Unión Soviética por la fase de cuartos de final.

"Esto no está terminado y ahora hay una situación muy clara: se enfrentan dos equipos que necesitan lo mismo y el que lo consiga va a dar un paso muy importante en la clasificación", dijo Tabárez.

"Reconocemos lo difícil que va a ser el rival, pero hay una posibilidad y este grupo de futbolistas sabe que cuando hay una posibilidad se deben hacer todas las cosas para conseguir lo que nos proponemos", agregó.

En Inglaterra también se podrían dar cambios, con el volante Alex Oxlade-Chamberlain como variante. Pero lo más seguro es que el técnico insista con un planteamiento de tres puntas: Wayne Rooney, Sterling y Sturridge.