Mundial: Colombia a despejar más la ruta a octavos

Colombia dará un paso en firme en su objetivo de avanzar por segunda vez en su historia a octavos en una Copa Mundial, si derrota el jueves a Costa de Marfil en un duelo en que el interrogante que rodea a la selección cafetalera es si repetirá el equipo que se impuso contundente a Grecia en el estreno.

La selección que dirige el argentino José Pekerman arrancó por lo derecho con su victoria por 3-0, que le sirvió para inyectarle confianza después de que llegó a Brasil en medio de la incertidumbre y los lamentos por no contar con varias figuras claves a causa de las lesiones, particularmente en el caso de su estelar ariete Radamel Falcao.

"Hace bastante tiempo ya hemos creado un juego y ahora tampoco lo vamos a cambiar", añadió el mediocampista James Rodríguez, quien con la ausencia de Falcao pasó a convertirse en el baluarte del equipo.

"Falcao es un gran jugador, al igual que otros que estamos en la selección", añadió Rodríguez.

Los colombianos saben muy bien que una segunda victoria en el choque contra los marfileños en el Estadio Nacional de Brasilia los pondrá con un pie en la segunda ronda, instancia a la que Colombia no avanza desde Italia 1990.

"No hay tiempo para sacar cuentas. Hay que meterse en el partido que tenemos", dijo Pekerman. "En eliminatorias hay tiempo, pero acá no hay tiempo... Estamos frente a un gran rival y vamos a tener dificultades".

Costa de Marfil, que también sacó los tres puntos al derrotar Japón 2-1 en la primera jornada del Grupo C, busca en Brasil superar la fase de grupos por primera vez en los tres mundiales que ha disputado.

El choque "se ve un poco como el final del grupo", dijo el técnico de los marfileños Sabri Lamouchi. "Estoy seguro que el ganador se clasificará para la siguiente fase".

La victoria sobre Grecia despejó un poco la preocupación que había en Colombia sobre si el equipo iba a tener la ofensiva necesaria a pesar de la ausencia de Falcao. Al menos en el estreno, quedó claro que hombres como el enlace Rodríguez y el ariete Teófilo Gutiérrez pueden ponerse la responsabilidad sobre sus hombros. "Teo" y Rodríguez marcaron dos de las tres dianas el sábado.

De todas formas, no existe certeza de si Pekerman repetirá el mismo ataque frente a los africanos. El estratega se inclinó por comenzar con Gutiérrez y Víctor Ibarbo, dejando en el banco a un Carlos Bacca que sonaba más para hacer dupla con Gutiérrez.

Ahora, las posibilidades de hacer variantes en ofensiva se le han achicado a Pekerman porque ante los marfileños no podrá contar con Bacca, quien sufrió recientemente en un entrenamiento una lesión en el muslo derecho que lo obligará a un tratamiento de entre siete y diez días.

No se sabe, por otra parte, si el timonel se inclinará por Jackson Martínez para acompañar a Gutiérrez. Martínez comenzó como suplente ante los griegos y asoma como el tipo de jugador que podría encarar a los fuertes y veloces marfileños. "Chachachá" Martínez es alto y rápido, y pregona una sola consigna: "Entrega y goles".

"Todos tenemos ese deseo de aportar a la selección", dijo el atacante del Porto. "El cuerpo técnico sabe las condiciones de cada uno. Colombia tiene a jugadores para poder marcar la diferencia".

Los colombianos esperan el jueves un rival muy diferente a Grecia. Consideran que Costa de Marfil impondrá más un ritmo intenso, además de contar con potencia en defensa y ataque.

Pekerman advirtió sobre la experiencia de los marfileños, que disputan su tercer Mundial seguido, con sus figuras Didier Drogba y Yaya Touré.

"Tenemos en frente un partido sumamente difícil. Contra un rival experimentado", acotó Pekerman.

Otra de las interrogantes es cómo podrá Colombia frenar los punzantes contragolpes marfileños y si hará cambios en la contención, tomando en cuenta que tiene a Carlos Alberto Sánchez acumula una tarjeta amarilla. Pekerman tendrá al volante polifuncional Fredy Guarín a disposición el jueves, después de que el jugador del Inter de Milán pagó una sanción por su expulsión ante Paraguay en el último partido por las eliminatorias sudamericanas.

"Estoy con muchas ganas y esperando el llamado", proclamó Guarín.

Costa de Marfil difícilmente haría modificaciones y seguiría con su dupla de ataque integrada por Gervinho y Wilfred Bony, autores de los dos goles contra Japón, partido en el comenzaron perdiendo. Ambos jugadores estarían apuntalados por Yaya Toure y Salomon Kalou.

Drogba, el veterano artillero histórico de los marfileños, ingresó para la última media hora ante Japón y fue el revulsivo con el que el equipo le dio la vuelta al marcador.

"La gente ama a Didier Drogba y hay una gran cantidad de gente amante de su estilo", destacó Lamouchi. "Pero usted tiene que entender que la última vez que jugó los 90 minutos fue hace unos meses en Turquía. Acaba de recuperarse de una lesión. Hizo mucho sacrificios para estar en el Mundial".