Aficionado que cayó en estadio de Bills, culpable

Un aficionado de los Bills de Buffalo que cayó el año pasado del piso superior del Ralph Wilson Stadium y lesionó a otro espectador fue declarado el martes culpable de agresión y de poner en peligro a una persona, después de que el jurado de seis miembros deliberó durante aproximadamente 20 minutos.

El jurado de Orchard Park Town determinó que Robert Hopkins, de Buffalo, era culpable de los dos cargos en su contra --agresión en tercer grado e imprudencia peligrosa en segundo grado-- después de un juicio de tres días. Él podría enfrentar hasta un año de cárcel cuando sea sentenciado el 11 de septiembre.

Grabaciones de video de vigilancia revelaron que Hopkins, de 29 años, se deslizó sobre un pasamanos y trepó de regreso a su asiento varias veces antes de caer en su quinto deslizamiento. Cayó entre seis y 7,5 metros (20 a 25 pies) sobre Mark Bratcher, lesionando cabeza, cuello y espalda del hombre.

Hopkins no sufrió heridas graves. Pero después del incidente en el juego del 17 de noviembre entre los Bills y los Jets de Nueva York, perdió su empleo en relaciones públicas y publicidad y s ele prohibió la entrada al estadio

El abogado defensor Patrick Brown argumentó que no se demostró que el incidente haya sido producto de negligencia porque no había evidencia de que Hopkins "percibió y no tomó en cuenta el riesgo".

El fiscal asistente de distrito G. Michael Drmacich respondió que era obvio que Hopkins conocía el riesgo y no le importó.

El doctor Loubert Steven Suddaby, neurocirujano de Bratcher, testificó que su paciente, de 29 años, tenía inflamación de discos en dos partes de sus vértebras cervicales y un disco herniado en la mitad de la columna vertebral. Señaló que si el impacto hubiera sido sólo cinco centímetros más adelante (dos pulgadas), Bratcher pudiera haber muerto o quedada cuadripléjico.