Mundial: Marcelo Díaz reivindica auténtica "Roja"

A Chile no le gusta nada que España se haga llamar también la Roja. Y Marcelo Díaz reconoció que la campaña publicitaria "La Roja es nuestra" que se emite en el país es un aliciente para la plantilla.

"Me parece bueno. Es un lindo mensaje que ojalá mañana (miércoles) puede verse reflejado en un buen resultado", dijo Díaz. "En Chile siempre creamos campañas para motivar y es una forma quizá de reflejar que la gente quiere vernos ganar y demostrar que la Roja es chilena".

Y ese apelativo es sólo una de las muchas cuentas pendientes que tienen con España.

El imprevisto escenario planteado por la goleada que encajó España contra Holanda ha convertido el duelo del miércoles entre españoles y chilenos en algo más que un partido. Para los vigentes campeones del mundo es una final en la que sólo vale ganar. Chile, que derrotó 3-1 a Australia en la primera fecha del grupo, certificaría su clasificación con una victoria. Incluso el empate no sería un mal resultado.

"El empate no es malo, pero este grupo de jugadores no sale con la idea de empatar un partido", aseguró Díaz. "Nosotros salimos con la idea de ganar".

"Si el día de mañana (miércoles) el partido se da de otra forma como lo hemos planeado, el empate seguramente va a ser muy valedero", agregó.

El técnico Jorge Sampaoli y Díaz admitieron que hay un plus de motivación en la posibilidad de apear al campeón del torneo a las primeras de cambio.

Chile jamás ha podido derrotar a España en 10 enfrentamientos. El balance es de ocho victorias españolas y dos empates. Curiosamente, el primer partido oficial entre las dos selecciones se disputó en el viejo Maracaná durante el Mundial de 1950. Los europeos se impusieron por 2-0.

Pero su duelo se ha convertido en un clásico de los últimos años. En Sudáfrica también se midieron en circunstancias similares. Los de Vicente del Bosque ganaron 2-1 y ambas selecciones avanzaron de ronda.

Entre 2011 y 2013 jugaron otros dos amistosos. En uno se impuso España por 3-2, en el otro firmaron empate 2-2. Aquel encuentro acabó en una monumental tangana entre los jugadores de ambos equipos.

"Este grupo que tenemos ha jugado tres partidos en la última etapa contra España. Hay conocimiento del rival y la metodología que utiliza. No creo que sea relevante, pero sí importante", dijo Sampaoli.

"Será un partido diferente a los demás. Estamos convencidos y creemos que podemos cambiar la historia", agregó Díaz.

El combinado chileno siempre había sido conocido como la Roja, hasta que Luis Aragonés, fallecido en febrero, comenzó a usar ese nombre para referirse a España en la Eurocopa que conquistó en 2008. Antiguamente a España se llamaba la "furia", pero el apelativo había caído en desuso. Y además no casaba bien con la generación de futbolistas bajitos que sublimaron un juego de toque escasamente físico.

"Queremos demostrar de qué estamos hechos, de qué nos han servido tanto trabajo", dijo Díaz.