Mundial: 'O Rei' acompaña a los ticos

Cristian Bolaños cuenta que suele tocar el antiguo casillero que ocupó Pelé en el estadio del Santos para impregnarse de buena vibra. Otros de sus compañeros suben a las redes sociales la figura del retirado futbolista brasileño que aparece en el camerino.

Parece que 'O Rei' está con Costa Rica.

"Es un referente y estamos tratando de sacarle provecho, disfrutarlo", relató el volante costarricense el martes en una conferencia de prensa.

Ese sentimiento especial de los "ticos" por entrenarse en el estadio que vio crecer la leyenda de Pelé y de otras figuras décadas después, como Robinho y Neymar, acompaña el extraordinario momento que pasa la selección centroamericana en la Copa del Mundo, después de superar 3-1 a Uruguay en su debut.

Y con ese aliento extra que les brinda el hecho de entrenarse en la casa del Santos, encaran sin complejos y con la moral fortalecida su preparación para el choque contra Italia, el viernes en Recife.

Costa Rica no se amedrenta y considera una "bendición" enfrentarse a tres excampeones mundiales en la primera ronda en Brasil. El otro rival es Inglaterra.

Contra muchos pronósticos, los dirigidos por el colombiano Jorge Luis Pinto sorprendieron a los uruguayos el sábado y hoy son líderes del Grupo D con los mismos tres puntos que Italia, pero con mejor diferencia de goles.

La Azzurra ganó a Inglaterra 2-1 en Manaos.

"Tenemos la confianza al tope y las ganas de hacer historia", señaló Bolaños, el hombre que se encarga de servir los tiros libres. "Somos un equipo pequeño, pero no hay nada escrito en el fútbol".

La victoria sobre la Celeste fue la más sonada de Costa Rica desde que se clasificó a su primera Copa Mundial en 1990, aunque en ese torneo sorprendió al avanzar a la segunda ronda. En sus dos siguientes viajes mundialistas, Japón-Corea del Sur 2002 y Alemania 2006, naufragó en la primera fase.

El triunfo también reviste importancia porque se trata de una de las zonas más bravas, con tres exmonarcas e históricos que arribaron como candidatos a llegar lejos.

Los costarricenses pregonan que buscarán complicarle la vida a los italianos, como lo hicieron contra los uruguayos. Reconocen, empero, que habrá que neutralizar a figuras como Andrea Pirlo, el maestro de orquesta de la Azzurra, y al ariete Mario Balotelli, entre otros fantásticos.

"Todos sabemos la clase que tiene Pirlo y los movimientos que hace Bolatelli", señaló el mediocampista José Miguel Cubero. "Se está trabajando para no regalarle espacio a esos jugadores".

Pero Costa Rica tampoco parece dispuesta a ir a defenderse, a pesar de que el empate podría representar un buen negocio que la mantendría en la ruta hacia la segunda ronda.

"He aprendido algo en el fútbol, el equipo que entra a empatar tiene más probabilidades de perder", señaló Cubero, aludiendo a una ley no escrita en el fútbol.

Mientras preparan su segundo desafío, los dirigidos por Pinto están disfrutando el hecho de tener como punto de entrenamiento el Estadio Urbano Caldeira del Santos, club que entre sus más recientes y numerosos títulos cuenta la Copa Libertadores del 2011.

Pero lo que más impacta a los costarricenses es la historia que rodea a esta cancha y al club, donde Pelé y otros cracks escribieron su leyenda.

"Desde que entramos al camerino sentimos una sensación, un sentimiento mayor", manifestó Cubero en rueda de prensa el martes. "Todos sabemos la clase de Pelé, con solo verlo en una imagen es algo diferente cada día".

El estadio, con capacidad para 20.000 aficionados, cuenta con un museo en el que se pueden apreciar las proezas de Pelé y objetos personales. En su entrada hay varias placas en homenaje a 'O Rei', incluida una que le confiere la ciudad de Santos por la conquista de su gol número 1.000. Neymar también tiene la suya por un recordado gol que le marcó al Flamengo, el popular club de Rio de Janeiro.