Santos: pondré alma y vida a diálogos por la paz

El presidente Juan Manuel Santos, reelecto por cuatro años más, afirmó el lunes que trabajará con más ahínco para sacar adelante los procesos de paz con las guerrillas.

En una rueda de prensa en la Casa de Nariño, la sede de gobierno, el mandatario anunció además que enviará una serie de reformas constitucionales, incluso para eliminar la reelección presidencial.

Sobre el diálogo de paz con la guerrilla, recordó que ha estado "encima de este proceso desde el comienzo" y que por eso su nuevo cuatrienio "me obliga a ponerle alma, vida y sombrero", afirmó al recurrir a un dicho colombiano, que significa poner todo el empeño en una acción.

"Voy a dedicarme con más intensidad a sacarlo adelante, eso es lo que quiere el pueblo colombiano, eso es lo que quiere la región, eso es lo que quiere el mundo y eso va a hacer mi prioridad a partir de hoy", agregó.

Desde fines de 2012 el gobierno de Santos y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.

Recientemente se informó que el también rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el gobierno habían iniciado la fase exploratoria para un eventual proceso de negociación.

Según Santos, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y voceros de los partidos Republicano y Demócrata, les han expresado su interés porque las negociaciones con las guerrillas lleguen a feliz término. "Ellos consideran que eso sería cerrar con broche de oro la iniciativa que se tuvo en su momento con el Plan Colombia", el acuerdo bilateral entre Washington y Bogotá para combatir el narcotráfico y sus generadores.

El presidente dijo haber recibido en la jornada llamadas telefónicas de sus pares de la región para felicitarlo y animarle con el tema de la paz para el país.

También dijo que su gobierno presentará una reforma política para eliminar la reelección presidencial y, en cambio, buscar la ampliación del período del mandatario.

"Vamos a presentar una serie de reformas dentro de las cuales está la eliminación de la reelección y la ampliación del período presidencial y todavía no hemos decidido eso y... vamos a decidir con el Congreso si sería cinco o seis años", enfatizó el jefe de Estado.

En la mañana, el jefe de la misión de observadores de la OEA invitó al exmandatario colombiano Álvaro Uribe a llevar ante las instancias competentes sus denuncias de que en las elecciones de presidenciales del domingo hubo fraude y corrupción.

"Nosotros lo que le recomendamos es formalizar esas denuncias ante las instancias competentes colombianas. Para eso está la Registraduría, para eso está el Consejo Nacional Electoral", aseguró en rueda de prensa el ex presidente costarricense y jefe de la misión Jose María Figueres.

"El expresidente Uribe no ha formulado ninguna denuncia ante esta Misión", enfatizó el diplomático.

Uribe (2002-2010) insistió el lunes en que en los comicios de la víspera hubo actos de corrupción y compra de votos en favor de Santos, quien derrotó al opositor Óscar Iván Zuluaga por 5,9 puntos porcentuales.

El de Santos "es un gobierno que ha hecho una pedagogía de miedo, y por el miedo que le crearon al país diciéndole que Santos es la paz y (el opositor Oscar Iván) Zuluaga la guerra, entonces han querido convertir en institución nacional la compra de votos", sostuvo el exmandatario en una entrevista con el programa radial "La hora de la verdad".

En la misma rueda de prensa del lunes, Santos fue consultado por la andanada de Uribe la noche del domingo después de que se oficializó su triunfo. "Ayer (domingo) pasamos la página del odio, del rencor, de las acusaciones falsas", dijo.

Sin mencionar a Uribe, el gobernante reelecto insistió en que "yo en lo que estoy interesado en este momento es en escribir ese nuevo capítulo que el país quiere: el capítulo donde en lugar de tener miedo tengamos esperanza, el capítulo del juego limpio, el capítulo de la verdad y a eso me voy a dedicar".

Zuluaga no ha dicho oficialmente si comparte las declaraciones sobre el presunto fraude que ha hecho Uribe, su padrino político y mentor.

Para Figueres, las del domingo fueron "las elecciones más tranquilas y más pacíficas que ha vivido la historia de este país".

En concepto de Alejandra Barrios, jefa de la no gubernamental Misión de Observación Electoral, se presentaron menos irregularidades electorales en los comicios del domingo que en la primera vuelta.

"La Registraduría cumplió con lo que se había comprometido y entregó los resultados en el tiempo en que se comprometió. Los procedimientos que se utilizaron llevan a la misión de observación electoral a tener tranquilidad sobre la legitimidad y la legalidad del proceso electoral", dijo.