Pesquisas del FBI retrasan juicio en Guantánamo

Abogados de prisioneros de Guantánamo acusados por los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 dijeron que el FBI ha interrogado a más miembros de su equipo asistente de lo que se había revelado previamente, algo que pudiera causar un nuevo retraso en una causa ya estancada, en momentos que el tribunal de crímenes de guerra se reunió de nuevo el lunes en esta base naval estadounidense.

El juicio de una comisión militar a los cinco prisioneros fue retrasado en abril cuando el abogado de uno de ellos reveló que un miembro de su equipo de asistentes fue interrogado en su casa por el FBI, que le pidió que entregara información sobre otras personas que trabajaban para el equipo defensor.

Abogados dijeron que desde entonces se ha sabido de otros tres que han sido interrogados por el FBI en dos investigaciones separadas en el último año. Dicen que quieren que el juez conduzca una audiencia plena con testigos sobre el asunto, pese a garantías del gobierno de que las investigaciones fueron concluidas.

"Los hechos que conocemos generan un posible conflicto de interés y, cuando eso sucede, las decisiones de la Corte Suprema son claras: el juez tiene la obligación de realizar una pesquisa exhaustiva", dijo David Nevin, principal abogado de la defensa del acusado Jalid Sheikh Mohamed.

No se conoce mucho de las dos investigaciones. Abogados dicen que el FBI interrogó a un investigador y a un analista de material secreto para el equipo que representa a Ramzi Binalshibh, un investigador del equipo que defiende a Mustafá al-Hawsawi y un traductor del equipo que representa a Mohamed, organizador confeso de los ataques terroristas.

James Harrington, abogado de Binalshibh, le dijo al tribunal que su investigador negó haber hablado con el FBI y dejó el equipo. "Tuvimos a un espía dentro del equipo durante meses".