Alemán Martin Kaymer se corona en Abierto de EEUU

El alemán Martin Kaymer regresó a la elite del golf el domingo con uno de los mejores triunfos en la historia del Abierto de Estados Unidos.

Estrella olvidada durante dos años mientras formaba un juego más completo, Kaymer regresó a la prueba más difícil del golf con una victoria sin complicaciones en el campo dos de Pinehurst para convertirse en apenas el séptimo jugador en ganar de punta a punta el Abierto estadounidense en 114 años de historia.

Kaymer cerró con ronda de 69, uno bajo par --el único jugador en los últimos ocho grupos en colocarse bajo par-- para un triunfo de ocho golpes sobre Rickie Fowler y Erik Compton, el dos veces receptor de un trasplante de corazón y único que presentó un desafío remoto para el alemán de 29 años

Tan dominante fue Kaymer que nadie se le acercó a menos de cuatro golpes en los últimos 48 hoyos.

Sólo un bogey tardío evitó que Kaymer se uniera a Tiger Woods y Rory McIlroy como los únicos en terminar el torneo con doble dígito bajo bar. Consiguió un putt de casi cinco metros (15 pies) en el hoyo 18, dejando caer su palo mientras la pelota entraba en la copa, al igual que tantos de sus putts a lo largo de la semana.

"Nadie iba a alcanzar a Kaymer esta semana", dijo Compton, quien se ganó su boleto al Masters del próximo abril. "Yo estaba compitiendo por el segundo lugar. Creo que todos lo hacíamos".

De hecho, este Abierto de los Estados Unidos, terminó el viernes.

Kaymer impuso récord del torneo con rondas seguidas de 65 golpes para marcar el paso a 10 bajo par, 130 golpes.

Fowler, en el grupo final de un major por primera vez, salió rápidamente de la contienda con un doble bogey en el cuarto hoyo. Compton tuvo birdie en el ocho y se acercó a cuatro tiros de la punta hasta que firmó un bogey en el hoyo nueve de par tres, y Kaymer le siguió en el grupo final con un birdie.

Kaymer terminó con 271 golpes, nueve bajo par.

Ganó su segundo major --el otro fue el PGA Championship de 2010 en un playoff de tres jugadores-- y esta vez no fue tan competido.

"Martin jugaba su propio torneo", dijo Fowler.

Kaymer se unió al español Severiano Ballesteros, Ernie Els, Woods y McIlroy como los únicos en la historia con dos majors y el primer lugar en el ranking antes de cumplir 30 años, desde que surgió el ranking mundial en 1986. Es el cuarto jugador europeo en los últimos cinco años en ganar el Abierto de Estados Unidos luego de que los europeos habían pasado 40 años sin ganar este certamen.

Es un renacimiento para Kaymer, quien apenas el mes pasado ganó el Players Championship.

Kaymer llegó a la cima del golf mundial en febrero de 2011, sólo para darse cuenta que necesitaba un juego más completo. Kaymer pasó dos complicados años y muchas horas solitarias en un campo de tiro en Alemania y en su casa de Arizona.

La recompensa a su sacrificio llegó en Pinehurst.