Chile saldrá a presionar a una España herida

El técnico español Vicente del Bosque dice que Chile apela a una "presión suicida" que complica al rival pero expone mucho al equipo. Ese, sin embargo, es el único estilo que conocen los chilenos, que prometen volver a emplearlo cuando enfrenten el miércoles a una selección española herida que se juega probablemente la clasificación en ese partido.

"Creo que ningún equipo presiona como nosotros. Eso se trabaja, se evalúa durante mucho tiempo. Esta no va a ser la excepción", afirmó el domingo el delantero chileno Esteban Paredes en una conferencia de prensa en la concentración del equipo en Toca da Raposa II, en las afueras de Belo Horizonte.

"Chile va a presionar en todas las líneas. Cuando Chile presiona se le complica mucho al rival. Pero habrá que cuidarse de no dar espacios atrás, porque tienen jugadores desequilibrantes y hay que estar concentrados los 90 minutos", agregó.

Los chilenos hicieron un buen debut en la Copa Mundial al ganarle 3-1 a Australia, mientras que España, la última campeona, cayó 5-1 ante Holanda y correrá serio peligro de ser eliminada en la fase inicial si no le gana a Chile.

El duelo del miércoles en el estadio Maracaná se perfila como una batalla entre el toque de España y el vértigo de Chile. El gran interrogante es si Chile podrá sostener el ritmo de juego que quiere imponer su técnico Jorge Sampaoli.

Se dice que los españoles no son los mismos que ganaron dos Eurocopas y el Mundial de Sudáfrica. Que ya no tienen las mismas ganas ni las mismas piernas. Chile, sin embargo, sufrió un enorme desgaste en el partido con Australia bajo el calor tórrido de Cuiabá el viernes pasado y habrá que ver cómo se recupera.

El volante Arturo Vidal dijo que "después de la primera media hora bajamos un poquito la intensidad" como consecuencia del desgaste. Frente a España "hay que aumentar la intensidad", agregó en declaraciones al diario La Tercera de Chile. "Si aumentamos esos 30 minutos a 70 ó 90, podemos llegar a la final".

Vidal se repone de una operación realizada el mes pasado en los meniscos de la rodilla derecha. Hizo un enorme esfuerzo para recuperarse a tiempo para el Mundial y ante Australia jugó una hora, sin lucir demasiado.

"Arturo es un ser humano", comentó Felipe Gutiérrez, el volante del Twente holandés que lo reemplazó. "Tiene partidos que no son de gran nivel, pero no creo que lo haya hecho tan mal. Fue y siempre será fundamental en el equipo".

Los chilenos creen que pueden hacerle daño a España con su marca y su velocidad, como hizo Holanda, sobre todo a través de Arjen Robben.

"La rapidez que le demos del medio hacia adelante va a ser clave. Tenemos hombres importantes como Alexis (Sánchez) que pueden hacer bastante daño, igual que Robben", señaló Paredes.

Los dos jugadores coincidieron en que es muy temprano para dar por eliminada a España.

"Hay que tener cuidado. En el último Mundial España tampoco empezó de la mejor forma y ganó la Copa", dijo Paredes.

"Obviamente no es la misma España, cambió varios jugadores", indicó el delantero. "Ahora es mucho más determinante, candidata al título".

"No la veo más vulnerable. Al contrario, tiene más experiencia".

"Va a ser un partido de vida o muerte para ellos y una final para nosotros", dijo Paredes. "Lo jugaremos como si fuese el último partido".