G-77 exige poner fin al espionaje de EEUU

El G-77 + China exigió a Estados Unidos que ponga fin al espionaje e intercepción de las comunicaciones, al tiempo que ve con preocupación que se formen redes como la Zunzuneo para hacer un "uso ilícito de las nuevas tecnologías", según concluyó el domingo al finalizar su cumbre en la región boliviana de Santa Cruz.

"Vemos con consternación que algunos países... han realizado recientemente actividades de vigilancia o de interceptación de las comunicaciones arbitrarias ilegales, incluidas la vigilancia y la interceptación extraterritoriales de comunicaciones y la recopilación de datos personales. Exigimos que se ponga fin a estas actividades", señala un párrafo del documento de conclusiones redactado en la oficina local de las Naciones Unidas.

La cumbre en Santa Cruz, 540 kilómetros al este de La Paz, fue inaugurada la víspera con la presencia de los presidentes de Argentina, Ecuador, Perú, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Cuba, El Salvador, Gabón, Guinea Ecuatorial, Zimbabue, Bangladesh, Sri Lanka y las Islas Fiji.

El párrafo se refiere al espionaje efectuado por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés), que recientemente se vio inmersa en un escándalo internacional por los documentos secretos revelados por los periódicos The Guardian y The Washington Post, que a su vez los recibieron de Edward Snowden, quien solía trabajar para la NSA como analista.

Sacha Llorenti, embajador de Bolivia en la ONU, leyó el documento, y destacó que el grupo observa con "preocupación la información publicada en medios de comunicaciones sobre los objetivos de la denominada red Zunzuneo, que constituye un uso ilícito de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación".

Dicha red social en línea, creada en Cuba por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), tenía como objetivo real alentar a los jóvenes de la isla a unirse a la disidencia, según dio a conocer la AP.

En otras conclusiones plantearon su rechazo a la existencia de "listas y certificaciones unilaterales de parte de países desarrollados y que afectan a los países en desarrollo como narcotráfico, trata de personas y otras de similar carácter".

El grupo también denunció la pobreza extrema que se padece en algunas zonas de los países participantes.

"Destacamos conjuntamente que la erradicación de la pobreza es el mayor problema que afronta el mundo en la actualidad. Consideramos que la máxima prioridad es la erradicación de la pobreza en la agenda de desarrollo de las Naciones Unidas para después de 2015", afirmó el texto.

Al principio del debate, el presidente uruguayo José Mujica llamó al G77 + China a combatir la cultura del despilfarro que según dijo está convirtiendo a los países pobres en imitadores del consumismo de naciones ricas que destruyen el planeta.

"Nuestros hoteles, nuestros autos son iguales (a los de los países ricos)... nos estamos formando en la misma cultura del despilfarro mientras el capitalismo acumula más riqueza. Si seguimos en la trampa lograremos desarrollo material, pero no desarrollo humano", afirmó.

Mujica dijo que la verdadera batalla está en la cultura y que los "hombres que gobiernan deben predicar con el ejemplo porque no están para acumular riqueza sino para mover las mejores fuerzas de sus pueblos".

El líder uruguayo es conocido por su vida austera, y su discurso del domingo pareció un llamado de atención a los líderes.

____

La periodista Paola Flores de la AP colaboró con este despacho.