Palacios: entrenar al lado de Bolt no es fácil

En el papel, es el paraíso soñado para un velocista surgido de un país donde el atletismo es rudimentario. Ir a Jamaica y entrenarse en el mismo club de Usain Bolt y bajo la dirección del técnico que descubrió al prodigio de la velocidad.

¿Qué más podía pedir Rolando Palacios? Pero el hondureño no pudo aguantar la "intensidad" del régimen preparación en el Racers Track Club, la institución donde Bolt y Yohan Blake son dirigidos por Glen Mills.

"Mi cuerpo lo aguantaba, pero a veces decaía", dijo Palacios el viernes tras quedar eliminado a las primeras de cambio de los 200 metros en el Mundial de atletismo tras cronometrar 21,02 segundos.

Palacios contó sobre su experiencia de dos años en la isla caribeña, que se financió gracias a una beca de la federación Internacional de atletismo y apoyos del Comité Olímpico de su país. La misma llegó para apuntalar la promesa de un corredor que cuando tenía 22 años alcanzó las semifinales de los 200 en el Mundial de Berlín 2009.

"El trabajo con pesas lo sabía sobrellevar, pero te tocaban carreras de 300, 200, 150 metros, de mucha intensidad", dijo. "Fue demasiado duro".

También resaltó que "se necesitan más cosas" que sólo estar presente en Jamaica, al señalar toda la estructura de apoyo --desde masajistas e instalaciones-- que tienen los atletas jamaiquinos.

"Ellos se daban masajes cuatro veces a la semana y yo uno. Eso no es favorable para formar un deportista de alto nivel en Centroamérica", dijo.

Palacios acabó sufriendo una severa lesión de pelvis el año pasado que le frenó: "No es fácil. Logré hacer 20.70 en Jamaica, pero yo quería 20.30 ó 20.20", indicó.

De vuelta en Honduras, Palacios retomó la actividad pero encontró oportunidades de fogueo esta temporada, si acaso con dos competencias relevantes en Colombia y México.

Su tiempo del viernes está muy lejos del 20.40 que realizó en 2008, su récord personal para los 200.

Ahora, con 26 años, el hondureño intenta darle un nuevo impulso a su carrera. Dice que su federación le ha prometido que en 2014 podrá ir a Puerto Rico para entrenarse bajo las órdenes de José Rubio, el técnico dominicano de figuras como Luguelín Santos, bronce en los 400 en este Mundial.

"Aspira clasificarme a los Juegos Olímpicos de Río (en 2016)", dijo Palacios. "Mi meta es estar en una final. Con esfuerzo, sé que lo puedo lograr".