Inglaterra, optimista pese a la derrota

Rara vez una derrota ha infundido tanto optimismo a Inglaterra.

Pese a que los ingleses debutaron el sábado con una derrota en la Copa del Mundo, algo que no les ocurría desde hace 28 años, la selección de los "Tres Leones" lució temeraria y alegre cuando se lanzó al frente, y dio destellos de lo que podría ser un futuro brillante. Italia se impuso por 2-1.

En vez de resignarse al empate, el técnico Roy Hodgson buscó arriesgar. Sabía que en casa los hinchas exigen un juego más ofensivo, y el entrenador asumió el papel de valiente aventurero en la Amazonia.

Envió a la cancha a Raheem Sterling, el extremo de 19 años, en una formación evidentemente ofensiva.

Sterling respondió bien al reto y esta selección inglesa ostentó todo aquello de lo que careció el equipo de 2012 durante otra derrota ante Italia, en la Eurocopa.

"Hace dos años, nos criticaron por replegarnos y lucir un tanto inofensivos, pero creo que cualquiera que haya visto aquel partido pudo apreciar que tratábamos de generar jugadas", dijo el capitán Steven Gerrard. "Presionamos y presionamos, y dimos todo lo que teníamos, pero no tuvimos suerte y no conseguimos nada".

Aunque Daniel Sturridge igualó el marcador dos minutos después de que Claudio Marchisio puso adelante a los italianos en el primer tiempo, Inglaterra no pudo volver a alcanzar luego que Mario Balotelli devolvió la ventaja a los "Azzurri", a los 50 minutos.

"Ninguno de esos jugadores me defraudó hoy a mí ni al país", señaló Hodgson. "Hicieron lo que esperábamos que hicieran, salvo anotar el gol del empate.

Pero si la selección inglesa puede reproducir ante Uruguay episodios de la vivacidad mostrada el jueves tendría posibilidades de apoderarse de un sitio en los octavos de final. Los uruguayos cayeron el sábado sorpresivamente por 3-1 ante Costa Rica.

Habrá que ver si Sterling es tan ágil con sus escapadas como lo fue ante los italianos.

"Tuvo el balón, tuvo confianza en los compañeros para apoyarse en ellos, fue sobresaliente", opinó su compañero en el Liverpool, Jordan Henderson, quien consiguió su duodécima convocatoria con Inglaterra y debutó en el Mundial.