Radiografía de Bosnia, primer rival de Argentina

La última vez que futbolistas bosnios participaron de una Copa del Mundo fue en Italia 1990, entonces como parte de Yugolasvia. Esa selección eliminó a España en los octavos de final y acabó cruzándose con la Argentina de Diego Maradona en cuartos.

Pese a la expulsión por tarjeta roja del zaguero Refik Sabanadzovic al filo de media hora, el equipo dirigido por Ivica Osim resistió y el boleto a las semifinales se definió en una tanda de penales, en la que el portero argentino Sergio Goycochea tapó los últimos dos.

Fue la última vez que Yugoslavia como tal disputó un Mundial. La federación --Serbia, Croacia, Montenegro, Eslovenia, Macedonia y Bosnia-Herzegovina-- se desintegró en una sangrienta guerra civil.

Era una selección con un notable potencial, con jugadores de clase como Robert Prosinecki, Dragan Stojkovic, Dejan Savicevic y Safet Susic.

Veinticuatro años después de aquel verano italiano, Bosnia se bautiza en un Mundial y se reencuentra con la Albiceleste, su rival el domingo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, en su primer compromiso por el Grupo F.

"Si había que escoger una ciudad o cancha para nuestro primer partido, no podíamos haber tenido un mejor escenario que el Maracaná y Río de Janeiro", afirmó Susic, técnico de la selección desde diciembre de 2009.

Lo que hay que saber sobre este equipo bosnio:

EL TÉCNICO: Susic, el eslabón con la selección que compitió en Italia, donde marcó un gol en la victoria ante Emiratos Árabes Unidos.

Susic fue un volante ofensivo que brilló en el París Saint-Germain durante los 80. En su país se le recuerda por la tripleta que facturó en un amistoso ante Argentina, por entonces la campeona mundial, disputado en Belgrado en septiembre de 1979. Entonces tenía 24 años, ahora tiene 59.