Juez frena nuevo entierro de restos de Ricardo III

Fue depuesto, vituperado, enterrado y desenterrado, y ahora se avecina una nueva batalla sobre los restos del rey Ricardo III.

Un juez del Alto Tribunal británico otorgó el viernes a un grupo de familiares de Ricardo permiso para impugnar los planes de volver a enterrar al monarca del siglo XV en la ciudad de Leicester, donde fueron encontrados sus restos el año pasado.

El magistrado Charles Haddon-Cave dijo que la alianza Plantagenet podría tomar medidas contra el gobierno y la Universidad de Leicester --aunque espera que las partes lleguen a un acuerdo.

Ricardo murió en una batalla en 1485. Su esqueleto fue encontrado bajo una playa de estacionamiento de Leicester.

El gobierno dio permiso a la Catedral de Leicester para volver a enterrar al rey, pero los familiares quieren hacerlo en la ciudad de York, en el norte de Inglaterra, sosteniendo que era el deseo del monarca.

Ricardo tenía pocos lazos con Leicester, aparte de morir en una batalla cercana en 1485. Los historiadores concuerdan en que tenía fuertes lazos con York.

Los residentes de York esperan que la reina intervenga a favor de su predecesor del siglo XV, aunque el Palacio de Buckingham dice que no va a interferir.

Ricardo III gobernó Inglaterra entre 1483 y 1485, durante la prolongada batalla por el trono conocida como la Guerra de las Rosas. Durante su breve reinado se implementaron reformas liberales, como el derecho a la fianza y la eliminación de las restricciones al acceso a libros y prensas.

Su reinado fue impugnado y el ejército de Enrique Tudor lo derrotó y asesinó. Enrique tomó el trono con el nombre de rey Enrique VII.