Ordenan levantar reserva en caso de expresidente

La Corte Suprema de Justicia ordenó el viernes al Juzgado Primero de Instrucción de San Salvador, levantar la reserva en el caso que se ventila contra el expresidente Francisco Flores, acusado de peculado y enriquecimiento ilícito, cuando manejó millonarios donativos del gobierno de Taiwán.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia admitió una demanda presentada por la Iniciativa Social para la Democracia, luego que el Juez Primero de Instrucción, Levis Italmir Orellana, ordenara "reserva total" en el caso, negando así el acceso a la información a cualquier ciudadano, entre ellos los periodistas, que tengan un interés para conocer el caso,

Con la "reserva total" solo podían acceder al expediente, los fiscales y defensores del expresidente Flores.

Los demandantes argumentaron que la "reserva total" decretada por el juez Orellana, vulneraba el derecho de acceso a la información y el conocimiento de la verdad, contenidos en la Constitución.

En su resolución, mientras los magistrados de la Sala resuelven en definitiva, dicen que "el juez deberá tomar las providencias necesarias y suficientes para que los peticionarios puedan acceder al expediente judicial".

Flores, de 53 años, está siendo procesado en ausencia por los delitos de enriquecimiento ilícito, peculado y desobediencia por los que podría ser condenado a 23 años de prisión.

El expresidente es acusado de peculado por 5,3 millones de dólares y de enriquecimiento ilícito por otros 10 millones de dólares provenientes de donaciones del gobierno de Taiwán. Además es acusado de desobediencia por no haberse presentado a una cita formulada por una Comisión Especial de la Asamblea Legislativa que investigaba el destino de la millonaria donación taiwanesa.

A Flores también le embargaron bienes inmuebles, entre ellos propiedades no identificadas, vehículos, varias lanchas y cuentas bancarias.

La investigación en su contra se inició luego de conocerse un reporte de operaciones sospechosas detectadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos que ingresó a la Fiscalía General el 23 de septiembre de 2013.

La Interpol emitió una difusión roja contra el expresidente, que fue visto en público el 28 de enero cuando compareció ante una Comisión de la Asamblea Legislativa para explicar el destino de una millonaria donación taiwanesa.

Las autoridades de Seguridad Pública desconocen su paradero, no hay registros oficiales que haya salido del país y se presume que habría dejado El Salvador clandestinamente.