Mundial: Uruguay, entre 'orgumildad' y fantasmas

Si el fin de la publicidad es lograr recordación, los comerciales de las agencias uruguayas consiguieron su cometido, ya que los jugadores de la selección charrúa los tienen muy presentes.

Tanto el técnico Oscar Tabárez como el arquero Fernando Muslera hicieron referencia el viernes a las campañas uruguayas desde su práctica en Fortaleza, donde la celeste se mide el sábado a Costa Rica.

Primero, Muslera exaltó la "orgumildad" como la actitud adecuada para asumir el torneo. El concepto es sacado de una graciosa campaña en la que el líder de una barra de seguidores celestes los arenga a ir a la Copa del Mundo con el orgullo de los dos veces campeones. Acto seguido, ese personaje advierte recurrentemente "pero... con humildad".

Después, ante una pregunta sobre los fantasmas que buscaría revivir Uruguay en Brasil, Tabárez dijo: "lo de los fantasmas fue una pieza publicitaria hecha con mucho humor, pero nosotros somos profesionales y estamos poniendo toda la atención en el difícil partido que vamos a enfrentar mañana".

El fantasma es el de su histórica victoria ante los brasileños en la final de 1950 en el estadio de Maracaná, y el técnico se refería a un comercial transmitido por primera vez en la televisión uruguaya en el entretiempo del repechaje contra Jordania, en el que los sudamericanos aseguraron su boleto.

La publicidad muestra a un fantasma que en lugar de ser blanco es celeste y en su espalda lleva el número 50. El espectro recorre distintas zonas de Río de Janeiro, donde los cariocas se asustan a su paso. Hacia el final del aviso, el personaje ingresa al estadio de Maracaná con el mensaje: "el fantasma del 50 ya está en Brasil".

"Para nosotros nada de fantasmas, cosas muy concretas", dijo Tabárez. "Lo demás es más mediático que futbolístico".

Ambos anuncios se han hecho tornado "virales" en las redes sociales.