Le Mans: algo menos imprevisible

El retorno de Porsche a las 24 Horas de Le Mans después de una ausencia de 16 años en la categoría principal ha hecho menos previsible la tradicional competencia.

Solo Toyota podría aspirar de manera realista a desafiar el dominio que reveló Audi en los dos últimos años. Pero el desempeño de Porsche este año sugiere que Le Mans podría ser más competitiva.

Toyota largará el sábado desde el primer y tercer puestos de partida después que Kazuki Nakajima fue el primer piloto japonés en obtener el primer puesto de largada. Toyota será presionado por Porsche, cuyos autos largarán segundo y cuarto. Audi no anduvo tan bien en la clasificación y sus tres autos partirán desde los puestos quinto, sexto y séptimo.

Sin embargo, la velocidad no es garantía de victoria. La confiabilidad es igualmente importante en una competencia que gana el equipo que completa la mayor cantidad de vueltas en 24 horas, con tres pilotos que se van alternando. La versión número 82 de la tradicional carrera comenzará el sábado a las 1300 GMT.

Algunas consideraciones:

DUVAL NO ESTARA: Un año después que Allan Simonsen embistió una barrera diez minutos después de iniciada la carrera y murió en el hospital, el campeón del 2013, Loic Duval, de Francia, fue afortunado de salir solo con magullones después de chocar en la práctica el miércoles. Duval pasó una noche en el hospital como precaución pero un informe médico hizo que los organizadores no le permitieran competir. Fue reemplazado por Marc Gene, que ganó Le Mans con Peugeot en 2009.

LAS EXPECTATIVAS DE PORSCHE: Porsche es el fabricante más exitoso en Le Mans con 16 títulos, seguido de Audi con 12. Demostró su potencial al obtener un tercre puesto en Silverstone, Gran Bretaña, y cuarto en Spa-Francorchamps, Bélgica, en el Campeonato mundial de resistencia este año. Porsche depende de la experiencia del piloto australiano Mark Webber. "Para el retorno de Porsche a Le Mans, terminar la carrera estará bien", afirmó Webber. "Para mí, Audi sigue siendo el equipo a derrotar". Webber corrió Le Mans en 1998 y 1999 antes de ganar nueve grandes premios de Fórmula Uno.

LA COMPETITIVIDAD DE TOYOTA: Toyota tiene cuatro segundos puestos en Le Mans. El fabricante japonés ha mejorado significativamente este año, llevándose los dos primeros puestos en Silverstone en abril y el triunfo en Spa-Francorchamps el mes pasado. "Es promisorio para la carrera porque confiamos mucho en el auto", afirmó Stephane Sarrazin, quien comparte el Toyota número 7 con Kazuki Nakajima y Alexander Wurz.

LAS DUDAS DE AUDI: Audi ha ganado nueve de las diez últimas carreras en Le Mans, incluso las cuatro últimas. Pero mucho ha cambiado en un año. Los dos autos de Audi no terminaron en Silverstone y Audi llegó segundo en Spa-Francorchamps. Además la ausencia forzada de Duval profundiza las dudas. De todos modos Tom Kristensen, el piloto más exitoso de Le Mans con nueve títulos, aseguró que "no se trata de la posición de partida sino de preparar el auto para la carrera. Espero la carrera con actitud positiva".