La clase de Uruguay vs. ganas de Costa Rica

Con o sin Luis Suárez, Uruguay intentará demostrar el sábado ante Costa Rica que el equipo que ganó la última Copa América y fue semifinalista de la Copa del Mundo de Sudáfrica todavía tiene cuerda para rato.

La presencia del goleador del Liverpool será decidida apenas horas antes del encuentro, dijo el viernes el técnico charrúa Oscar Tabárez, aunque asomó una alineación probable en la que mencionó a Diego Forlán y Edinson Cavani como posibles titulares en el ataque.

A pesar de su buen desempeño en las eliminatorias de la CONCACAF, en las que terminó segundo, Costa Rica es el convidado de piedra en un Grupo D en el que se medirá con equipos que ganaron siete veces el Mundial en forma combinada. Además de Uruguay, que la conquistó dos veces, están Italia (4) e Inglaterra (1).

"No debemos tener el traje de favorito puesto porque nunca nos quedó bien", advirtió el arquero de la Celeste, Fernando Muslera. "No consideramos a Costa Rica como de los rivales más accesibles, tenemos respeto por Costa Rica".

Uruguay, bicampeón mundial, tiene prácticamente el mismo equipo que causó sensación en Sudáfrica 2010 al llegar a las semifinales con actuaciones descollantes de Forlán, elegido el mejor jugador de ese torneo, y Suárez.

Forlán tiene hoy 35 años, es la gran estrella de la liga japonesa y está quemando sus últimos cartuchos, mientras que Suárez, uno de los mejores delanteros del mundo en la actualidad, se operó los meniscos de la rodilla izquierda el mes pasado y no es segura su presencia en el debut.

Juegue o no el máximo artillero de la Liga Premier, Uruguay tiene un equipo compacto, sólido en todas sus líneas, con numerosos jugadores que crecieron mucho luego del pasado Mundial.

"Hemos muchos vivido ya la experiencia de Sudáfrica...sabemos que tenemos la capacidad de poder llegar lejos", declaró Muslera.

El zaguero Diego Godín, un jugador que no descollaba en 2010, es hoy pilar de un Atlético de Madrid que se consagró campeón de España gracias a un gol suyo en la última fecha ante Barcelona y que jugó la final de la Liga de Campeones, en la que otro gol suyo casi noquea al Real Madrid; Edinson Cavani forma una temida dupla de ataque con Zlatan Ibrahimovic en el París Saint Germain en tanto que Martín Cáceres ha militado en Barcelona, Sevilla y Juventus, con el que salió campeón los dos últimos años.

De los 23 integrantes del plantel, 19 juegan en Europa, uno en México y tres en clubes grandes de Brasil (Botafogo, Vasco y Sao Paulo).

En Costa Rica, por su parte, se destacan los delanteros Bryan Ruiz, del PSV Eindhoven de Holanda, y de Joel Campbell, del Olympiacos griego, además del portero Keylor Navas, de gran temporada con el Levante español.

"Es un gran arquero, lo ha demostrado en la liga española siendo uno de los mejores este año...esperemos que mañana al enfrentarnos no le vaya tan bien", dijo Muslera sobre su colega tico.

Con o sin Suárez, Uruguay tiene una de las mejores delanteras del torneo, y algunos anticipan que el partido se definirá como un duelo entre la ordenada defensa tica y el ataque charrúa, aunque el técnico de Costa Rica, el colombiano Jorge Luis Pinto, desestima ese desenlace.

"Nosotros vamos a proponer también. Tenemos gente muy importante en el ataque, de gran desequilibrio y gran talento", enfatizó Pinto en entrevista con AP.

Tabárez no se toma a la ligera a los centroamericanos. "La mayoría de las veces juegan con tres defensores, que a veces pasan a ser cinco. Tratan de presionar apenas pierden la pelota y tienen jugadores de mucho potencial, algunos de ellos de mucha velocidad, lo que los hace muy peligrosos", ha dicho.

Agregó que la lesión que marginó a Alvaro Saborío del torneo "los hizo perder un referente de ataque, un centrodelantero típico. Esto los obligó a cambiar un poco sus características porque los hombres veloces que tiene en las puntas ya no tendrán un hombre en el área".

El antecedente más inmediato entre Uruguay y Costa Rica es el repechaje para el Mundial del 2010, en el que se impusieron por marcador global de 2-1 los sudamericanos, que para este torneo volvieron a clasificarse por esa vía.

"Algunos socarronamente nos dicen los campeones del repechaje, pero de un repechaje veníamos cuando llegamos a Sudáfrica", donde fueron la gran sorpresa, recordó Tabárez.