Revelaciones sobre la NSA molestan al Congreso

Nuevas revelaciones del informante Edward Snowden de que la Agencia de Seguridad Nacional se ha excedido en su autoridad miles de veces desde 2008 han provocado nuevas exhortaciones en el Congreso a que los programas de vigilancia electrónica de la entidad se modifiquen sustancialmente, lo que afecta las esperanzas de la Casa Blanca de que el presidente Barack Obama había calmado la controversia con sus garantías de supervisión.

Una auditoría interna entregada por Snowden a The Washington Post muestra que la agencia ha infringido repetidas veces normas de privacidad o se excedió en su autoridad jurídica todos los años desde que el Congreso le otorgó nuevos y amplios poderes en 2008.

En uno de los documentos se instruye al personal de la entidad a eliminar detalles y usar una redacción más genérica en los informes al Departamento de Justicia y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, que se usan como base para informar al Congreso.

Obama ha dicho repetidas veces que los legisladores fueron informados debidamente de los programas revelados por Snowden en junio, pero algunos líderes legislativos dijeron que se enteraron de la auditoría por las noticias el viernes. Los programas descritos anteriormente procesan una enorme cantidad de información --como números telefónicos y la duración de las llamadas-- de los registros telefónicos de la mayoría de los estadounidenses, así como información de uso de internet de todo el mundo.

Patrick Leahy, presidente de la Comisión Judicial del Senado, anunció que celebrará audiencias sobre las nuevas revelaciones.

"Sigo preocupado de que no recibimos respuestas directas de la NSA", dijo el demócrata por Vermont en un comunicado.

Por su parte, Dianne Feinstein, presidenta de la Comisión de Inteligencia del Senado, dijo que su panel había recibido información sobre problemas de cumplimiento, no porque haya visto la auditoría, sino mediante informes de entrega obligatoria a su comisión.

"En tales casos, los incidentes se han solucionado mediante la interrupción o modificación de la actividad", dijo la demócrata por California en un comunicado. Y agregó: "La Comisión nunca ha identificado un caso en que la NSA haya abusado intencionalmente de su autoridad para realizar labores de vigilancia para propósitos indebidos".

Pero dijo que la Comisión solicitaría informes adicionales en el futuro y sus miembros comenzarían a visitar la NSA regularmente para supervisar las actividades.

Su contraparte republicano en la Comisión de Inteligencia de la Cámara, Mike Rogers, dijo que los errores humanos son inevitables y que "no hubo una infracción intencional de la ley".

Pero dos senadores que han alertado sobre posibles violaciones a la privacidad por los programas de inteligencia de la NSA dijeron que la nueva información es incompleta.

"Creemos que los estadounidenses deben saber que esta confirmación es sólo la punta de iceberg", dijeron los senadores demócratas Mark Udall, de Colorado, y Ron Wyden, de Oregon, en una declaración. Los dos declinaron ofrecer detalles, citando las normas del Senado sobre el manejo de información secreta.

Proyectos de ley para desmantelar los programas fueron derrotados por estrecho margen el mes pasado en la Cámara. El esfuerzo legislativo impulsado por conservadores libertarios y demócratas liberales que presionaron a favor de un cambio contra líderes legislativos y legisladores que se concentraban en la seguridad.

Nancy Pelosi, líder de la bancada demócrata en la Cámara y que por lo general apoya los programas, dijo el viernes en un comunicado que las nuevas revelaciones son "extremadamente preocupantes".

La mayoría de las infracciones reveladas el jueves ya tarde son actividades no autorizadas de vigilancia de estadounidenses u objetivos de inteligencia extranjeros en Estados Unidos, que están restringidas por ley y por orden ejecutiva, según la auditoría del 3 de mayo de 2012 y otros documentos secretos.

La auditoría de mayo identificó 2.776 incidentes en los 12 meses anteriores de actividades no autorizadas de recopilación, almacenamiento, acceso o distribución de comunicaciones legalmente protegidas. Van desde infracciones significativas de la ley hasta errores tipográficos que resultaron en interceptaciones no intencionales de llamadas telefónicas y mensajes electrónicos en Estados Unidos.

Entre los incidentes más serios está la infracción de una orden judicial y el uso no autorizado de información sobre más de 3.000 estadounidenses y residentes legales del país.

En la categoría de errores tipográficos, el Post citó un ejemplo de 2008 en que se recogió un "alto número" de registros telefónicos de Washington DC, cuando un error de programación confundió el código de área telefónica del Distrito de Columbia, 202, por el código de llamadas internacionales 20-2, correspondiente a El Cairo, según una revisión de control de calidad que no se distribuyó a supervisores de la NSA.

En otro caso, el Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera (FISC, por sus siglas en inglés), que tiene autoridad sobre algunas operaciones de la NSA, no conoció de un nuevo método de recogida de información hasta que estuvo en operación muchos meses. El tribunal lo declaró inconstitucional.

El magistrado presidente del FISC le dijo al Post que la corte sólo podía pronunciarse sobre el material que le entregaron.

"El FISC está obligado a depender de la exactitud de la información que le entregan", expresó el juez federal de distrito Reggie Walton en una declaración por escrito al Post. "El FISC no tiene la capacidad de investigar asuntos de falta de cumplimiento, y ese respecto está en la misma posición que cualquier otro tribunal en materia de obligar (al gobierno) a hacer cumplir sus órdenes".

La Associated Press hizo varias solicitudes de comentario a Walton sobre esa declaración. Un funcionario del tribunal dijo que el juez no iba a responder.

Por su parte, la Casa Blanca declinó el viernes comentar sobre las revelaciones más recientes y remitió las preguntas al Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por su siglas en inglés). Caitlin Hayden, portavoz del NSC, remitió a su vez todas las preguntas a la NSA.

___

En internet:

http://apps.washingtonpost.com/g/page/national/nsa-report-on-privacy-violations-in-the-first-quarter-of-2012/395/

www.aclu.org/NSAreform

___

Los periodistas de The Associated Press Jesse J. Holland y Jack Gillum en Washington, y Darlene Superville en West Tilsbury, Massachusetts, contribuyeron a este reportaje.

Kimberly Dozier está en Twitter en http://twitter.com/kimberlydozier