El Tea Party intenta aprovechar derrota de Cantor

Un sector de conservadores inconformes se movilizó el miércoles para aprovechar la caída del líder de la mayoría de su partido en la Cámara de Representantes, cuya derrota frente a un rival respaldado por el movimiento Tea Party puso otra vez las divisiones republicanas en el primer plano de las elecciones legislativas de este año.

"¿Vieron lo que ocurrió en Virginia?", afirmó Chris McDaniel, candidato al Senado por Mississippi, ante estruendosos vítores en un almuerzo de mujeres republicanas en su condado local. "La gente siempre importa. Es el gobierno de ustedes... si lo recuperan de nuevo, si sólo luchan por él, ganarán el día".

La sorprendente victoria en Virginia del profesor de economía David Brat sobre Eric Cantor, líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, probablemente no es un presagio de una nueva ola del Tea Party que caiga encima de una temporada de primarias que, hasta ahora, ha estado dominada en su mayor parte por la estructura de poder republicana.

Se produjo el mismo día en que el senador Lindsey Graham de Carolina del Sur venció a seis rivales en una contienda que, al igual que la victoria de Brat sobre Cantor, incluyó muchas conversaciones en torno a las leyes que regulan la inmigración en el país.

"Carolina del Sur fue un referendo sobre si uno puede o no ser un conservador y solucionar un problema, o cuando menos intentarlo", dijo Graham, destacado participante en el debate sobre la inmigración.

Pero la caída del segundo líder republicano más importante en la Cámara sin duda es un indicio de que los miembros del partido están lejos de resolver la lucha entre los que están dispuestos a negociar en los corredores del poder en Washington y los que definen el ser conservador según qué tan dispuestos estén los políticos a oponerse al presidente Barack Obama y sus colegas demócratas.

___

Beaumont reportó desde Des Moines, Iowa. Los reporteros de la AP Seanna Adcox en Columbia, Carolina del Sur; Erik Schelzig en Nashville, Tennessee; Emily Wagster Pettus en Jackson, Mississippi, y Nicholas Riccardi en Denver, Colorado, contribuyeron con este despacho.