Mundial: Preparativos forzados a un día del inicio

A un día de que suene el pitazo inicial en la Copa del Mundo, da la impresión de que al menos lo básico ya está listo en el estadio de Sao Paulo, la sede del partido inaugural y la que más problemas generó a los organizadores.

El centro de prensa del Itaquerao luce lleno y operativo, mientras que afuera del estadio algunos brasileños dan muestras de entusiasmo.

Sin embargo, no todo está listo y las huellas de los retrasos son evidentes. El miércoles por la mañana, aún se tiraba el cableado en las tribunas, se podaba la grama del campo y, afuera, una retroexcavadora terminaba los trabajos en las aceras del estadio por donde se desplazará el público.

Los bordes de las paredes donde se instalaron los ascensores para ir a las tribunas y otras zonas lucen rústicos, al parecer porque el tiempo no dio para los retoques.

Pero el jueves probablemente todo ello pasará a un segundo plano cuando el anfitrión de la Copa del Mundo, que irá por la sexta corona, se enfrente contra Croacia.

"Solo faltan algunos trabajos pequeños, pero todo está bonito y preparado para mañana", comentó a The Associated Press el brasileño Valdemir, un obrero de 53 años de la prefectura de Sao Paulo.