El Salvador: investigan tráfico ilegal de armas

El Fiscal General de El Salvador informó el martes que ha abierto una investigación por el tráfico de armas de fuego de las fuerzas armadas que supuestamente estarían en poder de las pandillas.

"No sería nada sorpresivo que tenga más de alguna relación las armas que tienen algunos pandilleros con ese tráfico ilegal de armas", dijo el fiscal general Luis Martínez en conferencia de prensa.

Agregó que "podemos asegurar de que armas que debieron de haberse destruido por parte de la fuerza armada no lo fueron. Estamos hablando de muchos cientos de armas, es un caso sumamente delicado".

El Fiscal explicó que el ministro de Defensa Nacional general David Munguía Payés ha sido citado en dos oportunidades para presentarse ante la Fiscalía a declarar sobre el tema. Pero en un escrito indicó que no se presentó porque sus responsabilidades en la seguridad del traspaso del mando presidencial del 1 de junio no le habían permitido comparecer.

El ministro de Defensa también se excusó porque en los próximos días estará fuera del país, "pero lo estamos citando para (18 de junio) el día inmediatamente después a su regreso del viaje que él ha señalado", dijo Martínez.

"El está dentro de la investigación, él ya mandó su defensor particular y eso reafirma que está en proceso de investigación, así como otros altos oficiales de la fuerza armada", manifestó.

La investigación no tiene que ver con "secretos de Estado o secretos de seguridad de la fuerza armada, tiene que ver con comercio ilícito de armas y nosotros tenemos todas las facultades legales para proceder", agregó

Recientemente Fiscales allanaron guarniciones militares para decomisar documentos relacionados con la investigación de oficiales de la fuerza armada por actos arbitrarios y comercio ilícito de armas de fuego, pero alegando "motivos de seguridad nacional" la fuerza armada bloqueó el procedimiento fiscal.

El presidente Salvador Sánchez Cerén que prometió mediar entre el Fiscal y la fuerza armada, afirmó que, "el ministro de Defensa no tiene porqué entregar el registro de armas a la Fiscalía".

Pero el Fiscal dijo que es falso que hayan querido obtener información de seguridad nacional, y reiteró que lo que investigan es el comercio ilícito de armas de fuego

En octubre de 2013, las autoridades localizaron 214 granadas antitanque M90 en una vivienda de una pequeña comunidad en el occidente del país y dijeron que tenían como destino el cartel mexicano de los Zetas.

La Fiscalía señaló como responsable al mayor del ejército Elmer Espinoza Hércules, quien habría sacado estas armas ocultas en un camión cargado con arena. El oficial tenía como responsabilidad la destrucción de armamento del ejército que se encontraba obsoleto o en desuso.

Las autoridades de Seguridad Pública han dicho que las pandillas salvadoreñas se han convertido en narcopandillas, y han recibido entrenamiento y armamento militar y están involucrados en la mayoría de crímenes que se cometen en el país. El 70% de los homicidios se atribuye a las pandillas y un 49% de las víctimas corresponde a miembros de esas estructuras criminales.

En El Salvador, las pandillas establecidas en populosos barrios del país están integradas por más de 70.000 jóvenes y adolescentes. Más de 10.000 están presos.