Acuerdo por Bergdahl sellado en víspera de canje

El gobierno del presidente Barack Obama finalizó las negociaciones para canjear el último prisionero de guerra estadounidense en Afganistán por cinco presos del Talibán en Guantánamo apenas en la víspera del canje, el 1 de junio, dijo un influyente legislador demócrata el martes. Añadió que las autoridades estadounidenses se enteraron del lugar donde debían recoger al sargento Bowe Bergdahl con apenas una hora de anticipación.

El senador Dick Durbin dijo que ésta fue la razón por la que el presidente Barack Obama no informó al Congreso con 30 días de anticipación. Los republicanos y algunos demócratas han criticado con dureza al presidente por no notificarles. Obama dice que actuó dentro de la ley.

"Supieron un día antes de que se produjera el traslado", dijo Durbin a la prensa en el Capitolio, donde oficiales militares informaron a la Comisión de Fuerzas Armadas del Senado a puertas cerradas. "Supieron con una hora de anticipación dónde tendría lugar".

Horas antes, una comisión de la Cámara de Representantes aprobó por abrumadora mayoría un proyecto que prohibiría la asignación de fondos federales para el traslado de detenidos de la prisión de Guantánamo. El proyecto fue presentado en medio de las protestas del Congreso por el canje de cinco líderes del Talibán por un soldado estadounidense.

La Comisión de Asignaciones aprobó por 33 votos contra 13 una enmienda al proyecto de presupuesto de defensa de 570.000 millones de dólares que bloquea los fondos si el gobierno no avisa al Congreso sobre el traslado de un preso de Guantánamo con 30 días de anticipación como requiere la ley.

El gobierno canjeó a Bergdahl, cautivo del Talibán durante cinco años, por cinco jerarcas del Talibán que pasaron más de una década en Guantánamo. Los cinco fueron enviados a Catar, donde deben permanecer un año.

"El abuso de confianza entre el departamento y el Congreso para usar fondos en violación de la ley vigente no se puede pasar por alto fácilmente", dijo el representante republicano Rodney Frelinghuysen, presidente de la subcomisión de defensa, al describir la enmienda.

El pleno de la cámara debatirá el proyecto la semana próxima.