Reportes: Derek Fisher acepta dirigir a los Knicks

Los Knicks de Nueva York pautaron una conferencia de prensa para la mañana del martes, en medio de versiones de prensa de que Derek Fisher aceptó convertirse en el nuevo entrenador del equipo.

Los Knicks no confirmaron los reportes, y dijeron sólo que planeaban un "anuncio importante".

Según informaron medios de prensa, que citaron fuentes no identificadas, el veterano escolta aceptó un contrato con los Knicks que aún estaba siendo finalizado.

Fisher, de 39 años, quien acaba de completar su 18ava temporada, terminó su carrera con el Thunder de Oklahoma City. Jugó bajo la dirección del ahora presidente de los Knicks Phil Jackson con los Lakers de Los Angeles, y ayudó a esa franquicia a ganar cinco títulos de la NBA.

Fisher se hubiera convertido en un agente libre sin restricción este verano, aunque era ampliamente sabido que esta temporada sería su última como jugador. Y una vez que los Knicks no lograron concretar un acuerdo con Steve Kerr --quien terminó aceptando una oferta de Golden State_, se pensó que Fisher sería el siguiente objetivo en la lista de Jackson.

Jackson fue multado con 25.000 dólares por la liga la semana pasada por violar reglamentos en relación a Fisher. Éste se encontraba aún bajo contrato con el Thunder cuando Jackson dijo a reporteros de Nueva York que Fisher "está en mi lista de personas que podrían ser muy buenos candidatos" para reemplazar a Mike Woodson en la dirección de los Knicks.

Fisher seguramente podría seguir jugando; simplemente supuso por algún tiempo que había llegado su momento de hacer algo diferente.

"Dirigir le permite a uno impactar de manera positiva la vida de otras personas", dijo Fisher a reporteros durante su entrevista de despedida al concluir la temporada de Oklahoma City. "Ayudar a un grupo de personas a encontrar el éxito, ya sea que lo hayan tenido antes o no, todos estando trabajando para por una meta común".

La contratación de Fisher significa que la próxima temporada, ambos equipos de Nueva York tendrán ex jugadores que apenas dejaron de jugar. Funcionó para los Nets de Brooklyn, que alcanzaron las semifinales de la Conferencia Este esta temporada en el primer año de Jason Kidd como su entrenador; y ahora los Knicks tendrán la esperanza de que Fisher pueda tener el mismo éxito.

Su contratación es el primer paso significativo en lo que se espera sea una reestructuración amplia del equipo por parte de Jackson, quien fue contratado hacia el final de la temporada regular para cambiar el rumbo de un franquicia que ha ganado sólo una serie de postemporada en los últimos 14 años.

En ese lapso de 14 años, los Knicks ganaron únicamente 10 juegos de playoff, mientras que Fisher participó en 134 victorias en la postemporada.