Senado chileno aprueba alza de salario mínimo

El Senado chileno aprobó por unanimidad el proyecto que reajusta el salario mínimo de 379 a 413 dólares, ley que regirá sin retroactividad a partir de agosto.

El texto aprobado el miércoles por la noche contempla un alza nominal de 8,8% y representa un incremento real, descontando la inflación proyectada en los próximos 12 meses, de 6%.

El reajuste quedó listo para ser promulgado como ley de la República.

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, destacó que se trata de "la mayor alza que tenemos en términos reales en más de una década y en un momento en que las cosas en Chile han andado bien por tres años".

El gobierno presentó en marzo una propuesta inicial de 406 dólares, que luego aumentó a 414 dólares. Ambos montos fueron rechazados por el Parlamento.

La Central Unitaria de Trabajadores, la principal unión sindical del país, exige un salario base de 500 dólares, en un país en el que una persona promedio gasta, como mínimo, 60 dólares mensuales en transporte para llegar a su trabajo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, el costo del transporte acumula un alza de 5,1% en 12 meses, mientras el Indice de Precios al Consumidor, que mide la inflación, registró una variación de 2,2% en 12 meses.

En Chile, un kilo de pan, el alimento central en la dieta principalmente en los sectores más carenciados, puede costar por lo menos dos dólares, y un kilo de leche supera los 8 dólares.

Si de educación se trata, los gastos aumentan considerablemente. Una carrera común, como Trabajo Social, en una universidad privada vale unos 1.000 dólares mensuales, cifra que se reduce ligeramente en el caso de las universidades estatales.