Derrota de Brasil ante Suiza no preocupa a Scolari

El técnico Luiz Felipe Scolari aseguró que la derrota de Brasil ante Suiza en el primer partido de la selección brasileña desde que se coronó en la Copa Confederaciones no le hará perder el sueño.

Scolari dijo que la derrota por 1-0 el miércoles en Basilea no debería ser tomada tan en serio debido a que de antemano esperaba que el equipo enfrentara dificultades por las condiciones físicas de los jugadores.

La derrota en el duelo amistoso puso fin a una serie de seis triunfos consecutivos y a una racha invicta de 11 partidos de la selección de Brasil, que no había perdido desde un resultado de 2-1 favorable a Inglaterra en un duelo amistoso en Londres en febrero. Ese juego marcó el regreso de Scolari al frente de la selección. Brasil no había terminado un partido sin anotar un solo gol en 18 juegos, desde una derrota de 2-0 ante México en duelo disputado en junio de 2012 en Estados Unidos.

"Por supuesto que queríamos ganar", dijo Scolari. "Pero el resultado fue normal porque no estábamos en condiciones de enfrentar a un equipo mejor preparado físicamente. Muchos de nuestros jugadores aquí jugaron en la Copa Confederaciones recientemente".

La competencia obligó a la mayoría de los jugadores brasileños a retrasar el inicio de sus entrenamientos de preparación de pretemporada.

"No podía pedir más de ellos para este partido", dijo el técnico, que llevó a Brasil a ganar el título de la Copa del Mundo 2002. "Ellos jugaron a su límite y dieron todo de sí. Sólo puedo agradecerles por lo que hicieron en la Copa Confederaciones".

Brasil recibe a Australia el 7 de septiembre en Brasilia. Scolari dijo que el equipo también sostendrá otros tres duelos este año --en Corea del Sur, China y Estados Unidos, pero no ofreció detalles sobre las fechas ni sus posibles rivales.