Líbano pide a refugiados abstenerse de ir a Siria

Los refugiados sirios que viven en Líbano y que están registrados ante la ONU no deben volver a su patria después del 1 de junio o perderán su estatus en el país árabe, dijeron autoridades libanesas.

El anuncio llega antes de los comicios presidenciales del 3 de junio, donde se prevé que el mandatario sirio Bashar Assad gane un tercer mandato de siete años.

Damasco ve las elecciones como una forma de poner fin a tres años de conflicto, mientras que la oposición siria y sus aliados occidentales las han denunciado como una farsa que busca darle legitimidad a Assad.

De acuerdo con activistas, más de 160.000 personas han muerto desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011 con manifestaciones en pro de la democracia, las cuales derivaron posteriormente en una guerra civil. La violencia ha sacado de sus hogares a unas nueve millones de personas, más de seis millones se fueron a zonas más seguras dentro de Siria y por lo menos 2,7 millones huyeron a países vecinos.

Al menos un millón de ellos está en Líbano, lo que ha hecho que este pequeño país de 4,5 millones de personas tenga que lidiar con un flujo masivo de individuos desesperados que necesitan casa, educación y atención médica.

"Con el objetivo de organizar la entrada y salida de ciudadanos sirios en Líbano, todos los sirios registrados por la ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, deberán abstenerse de entrar a Siria desde el 1 de junio o perderán su estatus de refugiados en Líbano", indicó en un comunicado el Ministerio del Interior libanés, el cual fue difundido por la agencia noticiosa Nacional, perteneciente al estado.

"Esta medida se basa en la preocupación por la seguridad en Líbano y la relación entre los refugiados sirios y los ciudadanos libaneses en áreas que los albergan, y para evitar cualquier fricción o provocación", indicó el texto.

Las elecciones están programadas para el martes. Varios centros de votación se colocarán del lado sirio en tres puntos fronterizos de Líbano, una decisión del ministerio que parece enfocada a evitar que los refugiados sirios acudan a votar ahí. Líbano ha visto la violencia de Siria llegar hasta sus calles.

En tanto en Siria, por lo menos 20 combatientes pro gubernamentales murieron cuando rebeldes sirios volaron un túnel repleto de explosivos en la ciudad de Alepo, dijeron activistas y rebeldes.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que la explosión ocurrió cerca del mercado Azhrawi.

Una poderosa alianza llamada Frente Islámico se atribuyó la explosión y dijo en un mensaje de Twitter que había matado a por lo menos 40 combatientes del gobierno. El grupo también transmitió un tuit con un video de la explosión, el cual parece genuino.

A principios de mayo, los rebeldes utilizaron túneles repletos de bombas para destruir un hotel histórico en Alepo que era utilizado como base del ejército.

Dichas explosiones son un recordatorio de que los rebeldes, pese a sufrir reveses en otras partes del país, siguen siendo una fuerza poderosa.