FIFA: Prueba parcial en Sao Paulo es importante

La FIFA y los organizadores brasileños del Mundial restaron importancia a que el último partido de prueba del estadio que albergará la inauguración del torneo se disputará sin las gradas a su máxima capacidad.

Solo 40.000 personas podrán entrar al estadio Itaquerao de Sao Paulo para el partido del domingo por la liga brasileña, por lo que los organizadores no podrán probar la instalación a su máxima capacidad antes del encuentro inaugural del Mundial el 12 de junio entre Brasil y Croacia.

Unos 20.000 asientos provisionales fueron instalados para el partido inaugural, pero no serán utilizados el domingo porque las autoridades locales expresaron preocupación por su seguridad.

La FIFA y el comité organizador de la Copa del Mundo indicaron que lo ideal sería utilizar el estadio completo el domingo, pero destacaron que el evento de prueba igual será "extremadamente importante" para que el inmueble esté listo.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, había dicho la semana pasada que era "vital" poner a prueba el Itaquerao "en condiciones plenas de juego, incluso los asientos temporales".

El partido entre Corinthians y Botafogo será la prueba final en ese estadio, que ha sido uno de los más problemáticos en los preparativos para la Copa Mundial.

La otra prueba del Itaquerao fue el 18 de mayo. Los organizadores locales dijeron que en general estuvieron satisfechos con los resultados aunque admitieron que todavía quedaban algunos problemas por resolver, como una filtración en un techo.

Después de ese encuentro, la FIFA apeló a una excepción y requirió otra prueba "para garantizar que toda la infraestructura sea puesta a prueba a toda capacidad antes del partido inaugural".

Pero las autoridades locales no permitieron esta semana la venta de todas las entradas necesarias para llenar el estadio debido a posibles problemas entre fanáticos de equipos rivales. Solo se usará una sección de los asientos temporales.

La FIFA y el comité organizador local dijeron que "las pruebas estructurales se hicieron en ambas secciones temporales idénticas" y destacaron que las autoridades locales concedieron autorización para usar una de las dos. Sostuvieron que no probarlas todas antes del debut mundialista no será problema.

El partido del domingo tendrá a la FIFA y los organizadores locales a cargo de la mayor parte de las áreas que deben probarse antes del debut.

"La prueba del domingo revisará el transporte vehicular, peatonal y público, como también los accesos al estadio y el movimiento interno como el acceso a las instalaciones para los espectadores", dijeron en una declaración.

El Itaquerao presentará otros cinco encuentros de la Copa Mundial, incluso una semifinal. Los constructores admitieron que parte del techo solo estará completamente terminada después del certamen.