Hagel: China desestabiliza región con reclamos

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, advirtió el sábado ante una conferencia mundial de seguridad que su país "no mirará hacia el otro lado" cuando naciones como China intentan restringir la navegación o ignorar las reglas y normas internacionales.

Los reclamos internacionales de China en el mar de China Meridional desestabilizan la región y su fracaso para resolver las disputas con otras naciones amenaza el progreso de largo plazo en el este de Asia, afirmó Hagel.

Por segundo año consecutivo, Hagel utilizó el podio en la conferencia de Shangri-La para señalar a China como una nación que efectúa espionaje cibernético contra Estados Unidos.

Aunque esta ha sido una queja persistente de parte de Estados Unidos, Hagel emitió sus declaraciones menos de dos semanas después de que Estados Unidos acusara a cinco oficiales militares chinos de penetrar indebidamente en los sistemas informáticos de compañías estadounidenses para robar secretos comerciales.

En reacción, Beijing suspendió su participación en un Grupo de Trabajo cibernético entre ambas naciones y dijo en un informe que Estados Unidos efectúa espionaje cibernético sin escrúpulos y que China es un importante objetivo.

Al destacar esa cancelación, Hagel afirmó en su discurso que estados Unidos continuará planteando los problemas cibernéticos con los chinos "porque el diálogo es esencial para reducir el riesgo de una falla de cálculo y una intensificación (de la disputa) en el ciberespacio".

En diversas declaraciones dirigidas contra China, Hagel afirmó que Estados Unidos se opone a que una nación recurra a la intimidación o la amenaza de la fuerza para hacer valer sus reclamos territoriales.

"Todas las naciones de la región, como China, tienen una opción: unirse y ratificar su compromiso para un orden regional estable o distanciarse de ese compromiso y poner en peligro la paz y la seguridad que ha beneficiado a millones de personas en la región de Asia Pacífico, ya miles de millones en todo el mundo", agregó.

China y Japón mantienen una disputa por unas islas deshabitadas en el mar de China Oriental; Tokio las controla pero ambas naciones reclaman el derecho a la soberanía.