Norcorea sentencia a misionero sudcoreano

Corea del Norte sentenció a un misionero bautista sudcoreano a trabajos forzados de por vida por presuntamente tratar de establecer iglesias clandestinas y espiar, en el más reciente caso de un religioso en problemas con Pyongyang.

La prensa estatal norcoreana dijo el sábado que el misionero --llamado Kim Jong Uk en el norte pero previamente conocido como Kim Jung Wook en el sur-- fue enjuiciado el viernes y admitió haber cometido actos religiosos contrarios a Corea del Norte y "dañar malignamente la dignidad del liderazgo supremo" del país.

El gobierno norcoreano indicó en un despacho el viernes que Kim tuvo un abogado defensor, pero los detalles del juicio no pudieron ser confirmados independientemente.

El abogado no identificado dijo que Kim "se arrepintió sinceramente de sus crímenes y se disculpó" y solicitó que la corte conmutase la pena de muerte exigida por los fiscales.

La constitución norcoreana garantiza la libertad de religión, pero en la práctica las autoridades solamente toleran servicios sancionados por el gobierno. Desertores del país han dicho que la distribución de biblias y servicios secretos de oración pueden resultar en trabajos forzados o condenas a muerte.

Corea del Norte indicó que el hombre fue arrestado en octubre tras cruzar al país desde China. Kim fue presentado en la televisión norcoreana en febrero y dijo que recibió asistencia de la agencia de inteligencia sudcoreana y se disculpó por cometer "crímenes contra el estado".

Corea del Sur ha negado tener vínculos de espionaje con Kim. En ocasiones previas, las autoridades norcoreanas han realizado conferencias de prensa en las que detenidos hacen declaraciones inculpatorias que más adelante retractan.

El año pasado, Corea del Norte sentenció al operador turístico estadounidense Kenneth Bae a 15 años de trabajos forzados por cometer "actos hostiles" contra el país.

Las tensiones entre ambas Coreas son altas. Recientemente Pyongyang ha realizado una serie de ensayos con cohetes y de artillería, y ha hecho declaraciones hostiles en las que ha insultado a los líderes de Corea del Sur y Estados Unidos.

Kim, quien la mayor parte del tiempo residía en Dandong desde el 2007, ayudaba a desertores norcoreanos a llegar al sur vía Tailandia, Laos u otros países, de acuerdo con un amigo en Seúl, Joo Dongsik, que ha enviado zapatos, ropa y otros artículos a Kim.

Recientemente, Kim se había dedicado más a proveer alimentos y albergue a norcoreanos que habían recibido permiso para viajar a China en busca de trabajo, a menudo infructuosamente, lo que les dejaba sin ingresos ni a dónde ir, dijo Joo.