Colombia:Capturan presuntos asesinos de 4 hermanas

El secuestro seguido de tortura y asesinato de cuatro hermanas, cometido hace más de 13 años, parecía encaminarse a su esclarecimiento con el anuncio el viernes de la captura de los presuntos autores.

Los arrestados fueron identificados como Jorge Luis Altamar, alias "Cobra" o "Flaco", Alba Gloria Culcha y su esposo Diego Hernán Guerra Vásquez, alias "Cocoliso", informó el general Jorge Rodríguez, director de la Policía Judicial.

Las hermanas Galárraga Meneses --Jenny Patricia, de 19 años; las gemelas Nelsy Milena y Mónica Liliana de 18, y una menor de 13-- desaparecieron el 1 de enero de 2001 en un distrito del municipio de San Miguel, departamento de Putumayo, unos 560 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Se volvió a tener noticia de ellas apenas en febrero de 2010, cuando las autoridades hallaron sus restos enterrados y pocos meses después los entregaron a su madre.

"Los hechos al parecer obedecieron a motivos pasionales, ligados a una situación de celos de la señora Alba Gloria Culcha, lo que la habría llevado a dar indicaciones a cabecillas urbanos del (grupo paramilitar) Bloque Sur del Putumayo sobre los supuestos nexos afectivos de las hermanas Galárraga Meneses con subversivos, señalándolas de auxiliadoras de la guerrilla", agregó Rodríguez.

Según el jefe policial, las cuatro hermanas fueron desnudadas, golpeadas, muertas a tiros y desmembradas. Los tres detenidos serán procesados por desaparición forzada, homicidio, tortura, secuestro, acto sexual violento y actos sexuales con una menor de 14 años.

El general Rodríguez dijo en la rueda de prensa que al grupo paramilitar al que se señala del asesinato de las hermanas Galárraga también se le sindica la muerte de unas 2.500 personas en Putumayo.

"Mi madre era bonita, era juiciosa y me cuidaba. Le gustaba tocar la tambora y la lira, me dicen que era toda una artista. La abuela me cuenta que era inquieta y que bailaba al escuchar cualquier clase de sonido", dijo el día de la entrega de restos Bryan, hijo de Mónica Galárraga.

La Fiscalía calcula que en Colombia al menos 41.000 personas fueron desaparecidas con ocasión del conflicto armado, mientras a los paramilitares se les atribuye hasta 156.000 asesinatos desde 1980 a 2004.