Mundial: Brasil dará descanso a algunos

Brasil no desplegará todo su potencial en su próximo partido de preparación para la Copa Mundial.

El entrenador Luiz Felipe Scolari dijo que hará descansar a tres o cuatro jugadores para el encuentro con Panamá el martes debido a que todavía no están en perfecto estado físico.

Scolari no los nombró. Se limitó a decir que seguirá las recomendaciones de los médicos del equipo, quienes esta semana sometieron a todos los jugadores a una serie de pruebas.

El entrenador dijo a la prensa en el campo de entrenamiento de la selección brasileña en Río de Janeiro que espera tener a todos sus jugadores en condiciones para el partido con Serbia el 6 de junio, el último encuentro de preparación antes de debutar frente a Croacia seis días después en Sao Paulo.

"Para este primer partido seguiremos las indicaciones que nos dé el departamento médico", dijo Scolari a la televisión brasileña. "El grupo será evaluado nuevamente durante el fin de semana y después sabremos quién estará bien. No queremos arriesgar nada antes de la Copa Mundial".

Scolari dijo que algunos de los futbolistas que no jueguen en el amistoso podrían quedarse en Río para trabajar en su preparación física. Brasil enfrentará a Panamá en la ciudad de Goiania.

"Para el segundo partido probablemente tendremos a todos los 23 jugadores disponibles y podremos conformar el equipo como queremos", afirmó.

Los médicos dijeron esta semana que ninguno de los jugadores llegó con lesiones significativas a esta etapa de preparación.

Entre los jugadores que podrían descansar están los defensores David Luiz, Thiago Silva y Maxwell, quienes se entrenaron por separado el miércoles. El volante Oscar, que viene de una lesión muscular, también podría descansar.

Pese a las ausencias probables, Scolari afirmó que el equipo está mejor preparado físicamente que cuando empezó a practicar para la Copa Mundial del 2002, cuando condujo a Brasil al título mundial en Corea del Sur y Japón.

Brasil empezó el lunes sus preparativos para el Mundial. Los jugadores se sometieron a una serie de exámenes físicos y recién empezaron a practicar el miércoles. Al día siguiente, Scolari separó por primera vez a los titulares de los suplentes en un partido de práctica, insinuando que comenzará la Copa Mundial con los mismos once que ganaron la Copa Confederaciones hace un año.

El partido con Serbia se disputará en el Estadio Morumbí en Sao Paulo. El debut mundialista con Croacia se jugará en el flamante estadio Itaquerao de la misma ciudad.