Irlanda del Norte: Estalla bomba sin víctimas

Una bomba estalló el viernes en la recepción de un hotel en la ciudad de Londonderry, Irlanda del Norte, donde la veloz evacuación del lugar garantizó que no hubiera heridos, según la policía.

El artefacto estalló en el interior del Everglades, uno de los hoteles más antiguos en la segunda ciudad más grande de Irlanda del Norte.

Según testigos, un individuo enmascarado lanzó la bomba contra el hotel y huyó a pie. La bomba estalló cuando expertos del ejército británico desplegaban un robot de control remoto para examinarla.

Ningún grupo se ha adjudicado el atentado. Políticos dijeron que lo más probable era que los responsables sean radicales del Ejército Republicano Irlandés (IRA por sus siglas en inglés) opuestos al proceso de paz en Irlanda del Norte.

Un testigo, Gary Rutherford, dijo que acababa de dejar a unos parientes en la entrada del hotel cuando un hombre que se cubría la cara con una máscara y una capucha llegó corriendo, lanzó una bolsa que contenía la bomba en el mostrador de la recepción y advirtió que las personas tenían 30 minutos para huir del lugar.

"Alguien activó la alarma antincendios y yo llamé a la policía. La mayoría de los huéspedes estaban confundidos porque estaban en cama. Era el caos", declaró Rutherford, cuya familia se hospedaba en el hotel para asistir el viernes al funeral de un pariente.

Pequeñas facciones del IRA perpetran ocasionalmente ataques con armas de fuego y bombas para socavar el gobierno de unidad entre protestantes y católicos en Irlanda del Norte, el principal logro del acuerdo de paz de 1998.

Mark Durkan, miembro de Londonderry en el Parlamento Británico, dijo que hoy los radicales del IRA "intentaron regresarnos a todos a los peores tiempos".

"La naturaleza del artefacto y la manera de esta ataque insensato muestra que constituyen una amenaza para cada uno y para todos", dijo Durkan, que representa a la opinión nacionalista moderada en la ciudad.

La mayoría de los miembros del IRA renunciaron a la violencia y se desarmaron en 2005 después de que fracasaran en su intento por lograr que Irlanda del Norte se separara del Reino Unido.

Facciones disidentes continúan activas en zonas nacionalistas irlandesas, en particular en la ciudad predominantemente católica de Londonderry, que se ubica en la frontera con la República de Irlanda.

El hotel Everglades se encuentra en la parte este de mayoría protestante en Londonderry.