N. México: Más preguntas sobre fuga de radiación

Han surgido nuevas preguntas sobre qué fue mezclado con los desechos nucleares provenientes del Laboratorio Nacional Los Álamos (LANL) que ocasionó una fuga de radiación en un depósito subterráneo de desechos nucleares del gobierno federal en el sureste de Nuevo México.

El diario Albuquerque Journal reportó el jueves (http://bit.ly/1nxaRA5) que el Laboratorio Nacional Los Álamos aprobó usar productos que algunos expertos dicen son conocidos ampliamente por ocasionar una reacción de calentamiento cuando se mezclan con otros en los contenedores que fueron embarcados a la Planta Piloto de Aislamiento de Residuos (WIPP) cerca de Carlsbad.

Ryan Flynn, secretario estatal del Ambiente, dijo que la teoría principal es todavía que la fuga de radiación fue ocasionada por una reacción entre sales de nitrato y la arena orgánica sanitaria para gatos con la que se empacaron los desechos para que absorbieran humedad. Sin embargo, correos electrónicos colocados en internet por el Departamento del Ambiente de Nuevo México muestran que Los Álamos aprobó el uso de otros ingredientes orgánicos que se sabe son incompatibles con sales de nitrato presentes en los desechos.

Cole Smith, químico del departamento, dijo que los productos eran "una mala combinación".

Los correos electrónicos muestran que Los Álamos aprobó el uso de dos productos solicitados por el contratista EnergySolutions para neutralizar la alcalinidad en los contenedores enviados al depósito de desechos nucleares.

En un correo de agosto de 2013 que solicitaba la aprobación para usar un líquido nuevo, Zeke Wilmot, higienista industrial de EnergySolutions, señaló que los "asuntos críticos de seguridad no eran su área de especialización" y que "sería aconsejable que personal del LANL valorara estos asuntos también".

Un subcontratista aprobó el cambio en septiembre.

En varios comunicados, funcionarios de Los Álamos y de la WIPP dijeron que continuaban investigando todas las causas posibles de la fuga de radiación ocurrida el 14 de febrero, que contaminó a 22 trabajadores con niveles bajos de radiación y ocasionó el cierre por tiempo indefinido del único depósito permanente de residuos nucleares del gobierno. EnergySolutions no respondió a una solicitud de entrevista del periódico.

El Departamento del Ambiente del estado solicitó los correos electrónicos como parte de su investigación sobre cómo se tomaron las decisiones sobre cambios en el contenido de los contenedores.

"Hemos presionado por recibir respuestas en este asunto", dijo Flynn al periódico.