Propuesta en ONU para enviar ayuda a Siria

Australia, Luxemburgo y Jordania planean presentar una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU que según diplomáticos autoriza el envío asistencia humanitaria a Siria a través de cuatro puntos fronterizos sin la autorización del gobierno del presidente Bashar Assad.

Gary Quinlan, embajador de Australia ante la ONU, dijo a los reporteros que después de una sesión de información el jueves sobre la crisis humanitaria que 90% de la ayuda que se envía en este momento "va a zonas controladas por el gobierno" y que los habitantes de las zonas controladas por la oposición no reciben alimentos ni medicinas.

Quinlan dijo que la resolución, que se circulará "muy rápido", responde a la exhortación del secretario general Ban Ki de tomar medidas, pero no ofreció detalles.

Diplomáticos familiarizados con el borrador de la resolución dijeron que se presenta bajo el Capítulo 7 de la Carta del organismo mundial, lo que significa que puede hacerse cumplir por medios militares. La resolución contempla autorizar el envío de suministros humanitarios en tres cruces fronterizos desde Turquía y uno desde Irak. Los diplomáticos hablaron a condición de no ser identificados porque el borrador no se ha hecho público.

Los 15 miembros del Consejo votaron a favor de una resolución en febrero que exige a todas las partes del conflicto sirio acceso inmediato para misiones humanitarias. Autoridades de la ONU han dicho que la resolución no ha conseguido mejorar la desesperada situación humanitaria en el país.

En este momento toda la asistencia de la ONU debe ir a través de Damasco, lo que Valerie Amos, encargada de misiones humanitarias de la ONU, ha criticado repetidas veces.

Quinlan dijo que no iba a especular sobre la reacción de Rusia o cualquier otro país, y agregó: "Lo hicieron en febrero y se equivocaron".

Kyung-wha Kang, subsecretario general de Asuntos Humanitarios, dijo al Consejo que las flagrantes violaciones de las leyes internacionales de asistencia humanitaria y derechos humanos por todas las partes en el Siria se mantienen, al igual que la negativa arbitraria de asistencia a personas necesitadas.