Gobierno evalúa ajuste de tarifas aéreas

El gobierno venezolano evalúa la posibilidad de ajustar los precios de los boletos aéreos internacionales, afirmó el jueves el ministro de Transporte Acuático y Aéreo, general Hebert García Plaza.

García Plaza dijo en una transmisión de la televisora estatal que la actualización de los precios y un ajuste de los precios al ser más competitivo y mantener actualizada la conversión de la facturación de las líneas aéreas "va a permitir que ese ajuste (de los boletos) inclusive pudiese llegar mucho más abajo".

"Nos hemos planteado la meta que en un lapso no mayor a 10 días ya esas actualizaciones (de las tarifas aéreas) sean realizadas", agregó.

El ministro afirmó que en el caso de algunas rutas aéreas internacionales los precios de los boletos en Venezuela están muy por encima de las tarifas que tienen algunos países vecinos.

El presidente ejecutivo de la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela, Humberto Figuera, afirmó el jueves que las aerolíneas internacionales esperan a partir del primero de julio estimar los boletos a la tasa de cambio del mecanismo del SICA II, que es un sistema cambiario alternativo de divisas cuya tasa de cambio está alrededor de 50 bolívares por dólar.

Al respecto García Plaza dijo que el empleo del mecanismo del SICAD II permitirá que las tarifas aéreas vayan "ajustándose un poco más en el tiempo".

Figuera dijo a la prensa que entre el martes y miércoles de la próxima semana se espera que el gobierno pague unos 200 millones de dólares de unas obligaciones pendientes con las aerolíneas Aeroméxico, Tame de Ecuador, Insel Air y Aruba Airlines, que ya suscribieron un acuerdo de intención de pago.

Las autoridades también convocaron en las últimas horas a las empresas Tiara Air Aruba, Delta Air Lines, TAP Portugal, Air Europa, Avianca y Copa Airlines para mostrarles la propuesta de pago del gobierno, agregó el directivo.

Sobre el plan que seguirá el gobierno para cancelar las obligaciones pendientes con las aerolíneas, Figuera dijo que a Aeroméxico, Tame, Insel Air y Aruba Airlines les pagarán "con un descuento", y la diferencia la van a recibir al cambio SICAD I, que es un mecanismo de subasta de dólares que tiene un tipo de cambio que está alrededor de 10 bolívares por dólar.

Agregó que para el resto de las aerolíneas, que no incluye a Air Canada, se está planteando un esquema que implica que "le pagan una porción casi de inmediato, seguramente la semana que viene, y el resto de la deuda lo dividen en seis partes, es decir hasta el año 2016, pagos semestrales". El directivo admitió que por estos planes de pago habrá una "pérdida financiera importante" para las aerolíneas, pero no ofreció detalles.

El sector turístico enfrenta una crisis debido al retraso de varios meses del gobierno venezolano en el pago de unas obligaciones pendientes con las aerolíneas internacionales que suman unos 4.200 millones de dólares. Las deudas surgen de la diferencia entre los ingresos por la venta de boletos y los gastos de operaciones en Venezuela.

Figuera dijo que debido a la situación generada por el retraso del gobierno en los pagos algunas líneas aéreas, como Air Canada y Alitalia, han suspendido sus operaciones temporalmente, y "la gran mayoría ha bajado su oferta de asientos volando con equipos más pequeños y volando menos frecuencias de las que tienen actualizadas". En Venezuela operan 24 aerolíneas internacionales.

El gobierno acordó en marzo pasado terminar relaciones con Air Canada luego que la aerolínea decidió suspender temporalmente sus vuelos a Venezuela.

El directivo insistió en que en la medida que se vea la "certeza del cumplimiento" de los pagos, se "van a restituirse todas las operaciones" de las líneas aéreas.