Atribuyen a las FARC secuestro de niña de 10 años

Las autoridades aseguraron que la guerrilla de las FARC tiene en su poder a una menor de edad que fue secuestrada cuando llegaba a la escuela en las primeras horas del jueves en un remoto poblado del suroeste de Colombia.

"La Fuerza de Tarea Apolo informa que se adelantan operaciones conjuntas entre Ejército Nacional, Fuerza Aérea y Policía Nacional con el fin de lograr la captura de alias 'Mordisco', terrorista del sexto frente de las FARC, responsable del secuestro de una niña", explicó el ejército en un comunicado de prensa.

La retención de la menor se registró en el municipio de Guachené, en el departamento de Cauca y a unos 300 kilómetros al suroeste de Bogotá, explicó por teléfono a The Associated Press el coronel Iván Pérez, comandante de la policía en Cauca.

"Gracias al trabajo de inteligencia técnica se pudo establecer los autores materiales e intelectuales de este vil secuestro que compromete a una indefensa niña", agregó el reporte militar.

"Dos sujetos se la llevaron en un vehículo campero de color oscuro y, de acuerdo con lo que nos dicen los habitantes de Guachené, el vehículo se dirigió hacia el corregimiento El Palo", relató Pérez.

El oficial agregó que "en este momento estamos haciendo operaciones en esa zona" para tratar de rescatarla. Medios locales afirmaron que indígenas de la zona también están ayudando con la búsqueda.

La niña tiene 10 años y es hija del sargento Víctor Cantoñí, comandante de la policía en Padilla, un municipio cercano a Guachené.

En febrero de 2012, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron públicamente que proscribían la práctica del secuestro con fines extorsivos.

"Un equipo especial... está al frente de la búsqueda de la pequeña... en el Cauca, información ciudadana es vital", escribió en su cuenta de Twitter el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional.

Desde fines de 2012, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.