Buscan información sobre exiliados presos en Cuba

Dos organizaciones demandaron al gobierno estadounidense que les revele detalles sobre exiliados cubanos detenidos en la isla bajo sospechas de preparar atentados terroristas.

Las demandas fueron presentadas ante el FBI, la CIA y el departamento de Estado, amparadas en la Ley de Libertad de Información, dijeron el jueves representantes del Comité Nacional por la Libertad de los Cinco Cubanos y la Coalición ANSWER, una organización que se opone a las guerras.

Los grupos dijeron que buscan que el gobierno estadounidense revele cualquier información que tenga sobre los cuatro hombres y cualquier tipo de conexiones o de respaldo que hayan tenido con exiliados cubanos que vivan en el sur de la Florida.

"Creemos que la documentación va a revelar información muy importante", manifestó Brian Becker, director nacional de ANSWER. "El objetivo es descubrir la verdad".

Los pedidos de información de este tipo suelen llevar meses o incluso años en ser respondidos.

Las autoridades estadounidenses han hecho muy pocas declaraciones sobre el caso desde que Cuba anunció a finales de abril que había arrestado a los cuatro hombres de Miami bajo sospechas de preparar ataques terroristas contra instalaciones militares de la isla. Son los primeros arrestos de este tipo desde el 2001, cuando tres hombres fueron capturados en la costa cubana con armas de guerra.

La Sección de Intereses estadounidenses en La Habana emitió una declaración el 10 de mayo confirmando un encuentro con representantes de la cancillería cubana. El comunicado indicó que los funcionarios cubanos habían suministrado información y estaban revisándola.

Exiliados cubanos señalados por Cuba como organizadores de los supuestos ataques incluyen a Santiago Alvarez y Luis Posada Carriles, quienes han negado cualquier tipo de conexión con los detenidos.

Tanto Alvarez como Posada trabajaron en la CIA, y Posada está acusado de haber organizado ataques con bombas, entre ellos uno de 1976 en el que murieron 78 personas al ser derribado un avión cubano.