El Sisi gana elección presidencial en Egipto

Casi un año después de derrocar al primer mandatario que ganó unos comicios libres en Egipto, el exjefe militar Abdel Fatá El Sisi fue elegido presidente con un aplastante 92% de los votos, según resultados no oficiales divulgados el jueves por su campaña.

Pero las interrogantes sobre el impulso de las autoridades para incrementar la participación amenazaban con opacar su victoria.

Surgieron nuevos detalles de un esfuerzo gubernamental frenético para hacer que funcionarios, alcaldes y familias destacadas en provincias sureñas donde se había votado poco impulsaran la participación durante los comicios de tres días, que fueron boicoteados por los enemigos islamistas de El Sisi.

Después de un primer día de baja participación electoral el lunes, el primer ministro sostuvo una videoconferencia con gobernadores y altos jefes militares y de seguridad en varias provincias para decirles que hicieran que los votantes participaran, según tres funcionarios al tanto de la situación. El martes había abundantes autobuses gratis para llegar a las casillas en esas áreas.

"La gente debe salir a votar", dijo el premier Ibrahim Mahlab en la llamada, según uno de los funcionarios, que participó en la conferencia. Los tres hablaron con The Associated Press a condición de no ser identificados porque no estaban autorizados a hablar del asunto.

La victoria de El Sisi nunca estuvo en duda, pero el oficial de infantería de carrera había presionado para que la participación fuese masiva, con el fin de dar legitimidad al derrocamiento en julio pasado del presidente islamista Mohamed Morsi y la posterior ofensiva contra la Hermandad Musulmana de Morsi y de otros simpatizantes.

Para asegurarlo, las autoridades declararon feriado el segundo día de elecciones para que la población tuviera tiempo de ir a votar, amenazaron con multar a los que no votaran. Luego tomaron la medida extraordinaria de añadir un tercer día a los comicios y proporcionaron viajes gratis en tren y autobús a las casillas de votación.

Un integrante de la campaña de El Sisi que pidió no ser identificado dijo a la AP que la amenaza de multas de 70 dólares --una suma elevada para la mayoría de los egipcios-- fue especialmente efectiva y provocó un aumento en la votación el martes por la noche.

El presidente interino Adly Mansur indicó el jueves que la participación fue del 46%, pero el político izquierdista Hamdin Sabahi, el único rival de El Sisi en la contienda, dijo que la cifra no era creíble y equivalía a un "insulto a la inteligencia de los egipcios".