Panteón Rococó sufre discriminación de aerolínea

Dos integrantes del grupo de rock Panteón Rococó acusaron el martes a una aerolínea mexicana de negarles el abordaje por usar prendas que dejaban al descubierto sus brazos tatuados, pero la banda dijo que no denunciará a la empresa ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED).

Luis Román Ibarra "Dr. Shenka" y Francisco Barajas, vocalista y trombonista de la agrupación mexicana de rock, respectivamente, viajaban la noche del lunes en un vuelo comercial procedente de Ciudad Juárez, en el norteño estado de Chihuahua, a la capital mexicana, cuando personal de la compañía Interjet les exigió cubrirse los brazos antes de abordar por "políticas de la empresa".

"Es la primera vez, en toda la historia de Panteón Rococó, que nos sucede esto. Hemos viajado por diversas partes del mundo y jamás habíamos sido señalados por tener tatuajes", dijo Barajas el miércoles en entrevista telefónica con The Associated Press.

Los músicos hicieron pública su queja el martes en las redes sociales, argumentando que el reglamento de Interjet señala que se "impedirá abordar a los pasajeros que muestren el torso desnudo" y que esa parte del cuerpo (torso) excluye las extremidades, por lo que no había un motivo justificado para que les negaran el acceso al avión.

"Hacía mucho calor en (Ciudad) Juárez, obviamente llevábamos ropa cómoda. Al momento de hacer el check-in (registro) en el mostrador de la aerolínea, llegó una persona para exigirnos que nos cubriéramos los brazos porque de lo contrario no podríamos abordar", dijo Barajas.

Acatando lo señalado por el empleado de la aerolínea, cuyo nombre no revelaron los músicos, éstos se cubrieron los brazos con una camiseta, mientras que el resto de los integrantes de la popular banda de ska-rock dijeron que no abordarían la aeronave, en caso de que a sus compañeros les fuera negado el acceso.

Dr. Shenka, el vocalista de Panteón Rococó, explicó a través de las cuentas de la banda en redes sociales, que un grupo de policías federales intervino en la situación, tras la negativa del empleado para que los músicos pudieran abordar.

Sin embargo, y a pesar de la polémica desatada, Barajas afirmó que la agrupación no procederá a levantar una denuncia del hecho ante la CONAPRED, la instancia federal encargada de dar seguimiento a las reclamaciones y quejas por presuntos actos discriminatorios cometidos por particulares o por autoridades federales mexicanas en el ejercicio de sus funciones.

"Definitivamente fue un acto de discriminación, pero no queremos hacer la tormenta más grande. En todo caso, lo que nos preocupa mucho, y que nos orilló a publicar en nuestras redes sociales el hecho, es que se adopte cualquier motivo para cometer actos de discriminación", apuntó Barajas.

"Creo que esto es una llamada de atención a las autoridades para que revisen minuciosamente los reglamentos de las aerolíneas, porque si esto pasa hoy con nosotros, quién nos garantiza que otros pasajeros no serán víctimas de discriminación por cualquier otro motivo", subrayó el trombonista.

Horas después del incidente, Interjet publicó en sus redes sociales una carta para disculparse por lo sucedido y afirmó que la empresa no discrimina a nadie bajo con ninguna condición, pero que darían seguimiento del caso.

Diversos medios locales informaron el miércoles que diputados de la Comisión de Derechos Humanos integrarán un expediente para presentar una denuncia por presuntos actos de discriminación en que habría incurrido la aerolínea Interjet a dos de los integrantes de la banda de rock Panteón Rococó.

Con 18 años de historia musical, Panteón Rococó es una de las agrupaciones de ska-rock más importantes de México y goza de gran popularidad en Latinoamérica y Europa.