Sirios desesperados por votar en el Líbano

Cientos de sirios desesperados por votar por el presidente Bashar Assad intentaron irrumpir en su embajada en el Líbano, forcejeando con soldados libaneses que trataban de dispersarlos a palos.

Decenas de miles de simpatizantes de Assad se congregaron en la colina del sudeste de la capital libanesa donde está situada la embajada siria, al inicio de la votación en el extranjero para las elecciones en Siria, que comienzan el 3 de junio en el país.

El suceso provocó un embotellamiento vehicular en el área adyacente que dejó a niños encerrados en sus autobuses escolares durante horas y obligó a escuelas a suspender exámenes. Líbano tiene más de medio millón de refugiados sirios.

"Con nuestra almas, con nuestra sangre, nos sacrificaremos por tí, Bashar", y "Viva Siria", coreaban varias personas en la multitud.

Pese a la carnicería de Siria, Assad ha mantenido considerable respaldo entre grandes sectores de la población, en particular entre los cristianos, alauitas y otras minorías religiosas que temen a los rebeldes por considerarlos fundamentalistas islámicos.

Assad pertenece a la secta alauita, una rama de los musulmanes chiíes que ha gobernado Siria durante las últimas cuatro décadas. La abrumadora mayoría de rebeldes son musulmanes suníes.

El Líbano, un país de 4,5 millones de habitantes ha sido dominado por su vecino Siria, y las elecciones sirias se convirtieron en una multitudinaria expresión de respaldo por Assad y su aliado libanés, el grupo chií Jezbolá.

Los activistas de oposición sirios luchan para derrocar a Asssad y sus aliados occidentales han condenado la votación como una farsa en vista que se realiza en medio de una brutal guerra civil y con toda certeza daría al presidente de 49 años su séptimo período de gobierno.

Entretanto el gobierno de Damasco, ha promocionado las elecciones como la solución política para el conflicto que lleva tres años.

___

Los periodistas de Associated Press, Zeina Karam y Diaa Hadid en Beirut, Bassam Hatoum y Hussein Malla en Marj y Omar Akour en Amán, Jordania, contribuyeron a este despacho.