Empresarios de EEUU viajan a ver reformas en Cuba

El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos recorrió una cooperativa de reparación de automotores y habló con flamantes empresarios privados el miércoles, como parte de la primera misión comercial de su tipo a Cuba en 15 años.

El presidente y director general de la cámara, Thomas J. Donohue, a la cabeza de una decena de empresarios, arribó para evaluar el clima de negocios bajo las recientes reformas, que incluyen la ampliación del diminuto sector privado, la descentralización de empresas estatales y una campaña para atraer inversiones extranjeras.

"Nos complace estar aquí", dijo Donohue. "Estamos aprendiendo mucho sobre los cambios que tienen lugar en Cuba".

Washington y La Habana rompieron relaciones diplomáticas a principios de la década de 1960, y Estados Unidos mantiene un embargo comercial desde hace 52 años.

Una excepción le permite a Cuba comprar cierta cantidad de alimentos y bienes agrícolas a Estados Unidos, pero últimamente ha debido recurrir a otros países que no requieren pago por adelantado.

Desde un pico de 962 millones de dólares en 2008, las ventas de Estados Unidos a la isla cayeron a 509 millones en 2012, de acuerdo con las cifras más recientes.

Se cree que el cálculo cubano es más elevado que el valor dólar de las importaciones al incluir en la ecuación las pérdidas ocasionadas por el embargo, tales como condiciones de crédito desfavorables, la tasa de cambio y las complicaciones del transporte.

Funcionarios de la cámara dijeron que el objetivo del viaje es estudiar las posibilidades bajo las normas vigentes, pero también las oportunidades tras un eventual levantamiento del embargo.

En el taller de La Habana, que hace 10 meses se convirtió de empresa estatal en cooperativa autónoma, trabajadores pulían carrocerías y parachoques antes de pintarlos.

"Este nuevo modelo de asociación te da libertades, te da lo que se llama autogestión. Que nos permite accionar más, decidir sobre nuestros propios recursos", dijo el presidente de la cooperativa, Marcelo González. "La productividad ha aumentado mucho".

Las autoridades cubanas dicen que las cooperativas son un elemento crucial de su campaña para fomentar la eficiencia sin abandonar del todo los principios socialistas que guían la economía desde hace más de medio siglo.

Actualmente existen unas 450 cooperativas no agrícolas, y unos 455.000 son dueños o empleados de pequeñas empresas, según cifras oficiales.

Donohue, que preside la cámara desde 1997 y visitó Cuba por última vez en 1999, dijo que la isla hoy es "fundamentalmente distinta en cuanto a la cantidad de gente que opera bajo el sistema privado... no trabaja para el gobierno".