EEUU estudia entrenar a rebeldes sirios

El presidente Barack Obama declaró el miércoles que aumentará la asistencia a la oposición siria, allanando el camino para un posible adiestramiento y equipamiento de los rebeldes que intentan derrocar a Bashar Assad.

En un discurso ante la Academia Militar de West Point, el mandatario calificó la situación en Siria de un escenario en la guerra contra el terrorismo, y dijo que será clave en la lucha contra el extremismo religioso, aunque el derrocamiento de Assad es todavía una prioridad.

"Ayudando a quienes luchan por el derecho de todos los sirios a decidir su propio futuro, combatiremos también a los extremistas que se cobijan en el caos", dijo Obama ante los cadetes.

"Trabajaré con el Congreso para aumentar la ayuda a aquellos elementos de la oposición siria que sean la mejor alternativa contra los terroristas y contra un brutal dictador", expresó.

La Coalición Siria Opositora inmediatamente alabó las palabras del presidente, afirmando en un comunicado que "agradece el apoyo estadounidense al pueblo sirio en su lucha contra el régimen de Assad".

Horas antes, fuentes oficiales de la Casa Blanca dijeron que Obama podría aprobar pronto un proyecto para adiestrar y entregar equipo a fuerzas rebeldes sirias moderadas.

Funcionarios del gobierno sopesan la conveniencia de enviar un número limitado de soldados estadounidenses a Jordania para participar en una misión regional de entrenamiento que daría adiestramiento táctico a integrantes cuidadosamente seleccionados del Ejército Sirio Libre, como operaciones contraterroristas.

Dijeron que Obama no ha dado la aprobación final a la iniciativa y que aún hay discusiones internas sobre los riesgos potenciales y méritos de lo que significaría un importante apoyo de Estados Unidos a los rebeldes sirios.

Los funcionarios pidieron no ser identificados porque no estaban autorizados a hablar sobre las deliberaciones internas.

El Departamento de Estado, el Pentágono y los servicios de inteligencia, junto con varios legisladores que respaldan la medida, han llegado a la conclusión de que Assad no dejará el poder sin que haya cambios en el campo de combate, dijeron autoridades.

Al mismo tiempo crecen los temores por la amenaza que representan los grupos extremistas ligados a al-Qaida que luchan en Siria, señalaron las fuentes.

La semana pasada la Comisión de Servicios Armados del Senado aprobó una ley de defensa que autoriza al Departamento de Estado a ofrecer entrenamiento a elementos escogidos de la oposición siria.

Estados Unidos lleva a cabo operaciones encubiertas a favor de la oposición siria y se desconoce en qué forma ayudará el nuevo programa. El país ha gastado 287 millones de dólares en ayuda no letal durante la guerra civil que entró ya a su cuarto año.