Nueva York: Piden detalles de espionaje policial

Activistas políticos le pidieron el martes al nuevo inspector general de la Policía de Nueva York que obligue a los policías a revelar todos los detalles de cómo agentes encubiertos trataron infiltrar y monitorear en secreto a grupos de activistas liberales.

Representantes de los grupos entregaron personalmente una queja escrita, que además pide a la NYPD explicar cómo gastó "fondos públicos usados en esas operaciones inútiles" en la oficina del sur de Manhattan de Philip Eure. Fue el primer día en el cargo para el antiguo fiscal federal tras su nombramiento este año por el Departamento de Investigación como el primer inspector general municipal a cargo de supervisar a la policía.

"Estamos cautelosamente esperanzados de que el inspector general cumpla su mandato en favor de las libertades civiles", dijo Robert Jereski, coordinador de un grupo llamado Friends of Brad Will.

El Departamento de Investigaciones confirmó en un comunicado que recibió los documentos y que Eure va a revisarlos "y determinar la decisión investigativa apropiada una vez su oficina tenga el personal".

El portavoz de la NYPD, Stephen Davis, dijo que el cuerpo cooperará con cualquier la pesquisa.

El cargo de inspector general fue creado el año pasado por el Concejo en respuesta a crecientes preocupaciones sobre la táctica policial conocida como "detención y cateo" y las amplias labores de inteligencia dentro dela la comunidad musulmana revelado por artículos de The Associated Press. La primera tarea de Eure en las próximas semanas es formar un equipo de unos 50 investigadores, abogados y analistas.

La queja fue presentada por una coalición que incluye a grupos ambientalistas, de derechos humanos, derechos de vivienda y derechos de los animales. Acusa a la Policía de Nueva York de monitorear "actividades protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución, como el activismo político" que son "un alimento vital de nuestro sistema democrático de gobierno y previenen su corrupción y apatía".

Añade: "No hay lugar para espionaje policial de actividades políticas, mucho menos operaciones policiales para subvertir la democracia en Nueva York".

A lo largo de los años, la División de Inteligencia de la NYPD ha tratado de recopilar información sobre planes de manifestaciones políticas, alegando que era necesario para tomar medidas para evitar que las protestas se tornaran violentas.

En el 2012 la AP reveló documentos que detallaban cómo un agente encubierto de la NYPD viajó a Nueva Orleans en 2008 para asistir a la reunión People's Summit, de grupos liberales. El agente reportó haber escuchado a los participantes discutir que Friends of Brad Will planeaba manifestaciones en México y en todo Estados Unidos para exigir la destitución del gobernador del estado de Oaxaca, México.

Friends of Brad Will, creado tras el asesinato de Will en 2006 mientras trabajaba de periodista en México, tiene la misión declarada de aumentar "la conciencia pública sobre los abusos a los derechos humanos relacionados con la 'guerra contra la drogas'''. Desde que se revelaron las actividades de inteligencia de la NYPD, éste y otros grupos han visto bajar las donaciones y la participación en sus actividades, dijo Jereski.