Líder: Reunión del papa con víctimas es un "gesto"

El papa Francisco ha dicho que su plan de reunirse con algunas de las víctimas de abusos sexuales de parte de religiosos es parte de un esfuerzo para avanzar en la campaña de "tolerancia cero" con cualquier miembro del clero que viole a un menor, pero el líder del grupo de víctimas en Estados Unidos minimizó el próximo encuentro como un gesto sin sentido.

La reunión con media decena de víctimas, anunciada el lunes, es organizada por el arzobispo de Boston, el cardenal Sean O'Malley. Marcará el primer encuentro de ese tipo con el papa, quien ha sido criticado por las víctimas por no haber expresado su solidaridad personal con ellos pese a que el pontífice se ha acercado a otras personas que sufren.

"En este asunto tenemos que avanzar y avanzar. Tolerancia cero", dijo Francisco, quien calificó el abuso de los niños un delito "horrible" que traiciona a Dios. Dijo que la reunión y una misa en el hotel del Vaticano donde él vive se realizarán a principios del mes próximo.

La arquidiócesis de Boston dijo en un comunicado dijo que todavía no están listos los detalles del encuentro, pero que el cardenal O'Malley "espera apoyar este intento del papa Francisco en la manera que sea más útil". La arquidiócesis agregó esperar que la reunión ocurra "en los próximos meses".

O'Malley fue instrumental en la organizar una reunión hace seis años entre víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes y el predecesor de Francisco, el papa Benedicto XVI. En abril de 2008, Benedicto XVI y O'Malley se reunieron durante unos 25 minutos con unas cinco víctimas, todos adultos de la arquidiócesis de O'Malley y que fueron agredidos sexualmente ??cuando eran menores de edad.

David Clohessy, director ejecutivo del principal grupo de víctimas de abuso sexual a manos de religiosos en Estados Unidos (Survivors Network of Those Abused by Priests o SNAP por sus siglas), subestimó el encuentro, al decir que el papa Francisco ha demostrado capacidad de aplicar cambios reales en otras áreas, como el gobierno de la iglesia y sus finanzas, pero no para hacer frente a los abusos sexuales por parte de clérigos católicos.

"La verdad simple es que se trata de otro gesto, otro golpe de relaciones públicas, otra dosis de simbolismo que no mejorará la vida de niño alguno y que no significará una reforma real a la jerarquía de la Iglesia, que está abrumada por los escándalos", dijo Clohessy.

El directivo opinó que el encuentro con el papa será "sencillamente, sencillamente insignificante".

Sin embargo, un abogado que representa a víctimas de abuso en Estados Unidos dijo esperar que el encuentro sea "sustancial y significativo" y no para propósitos cosméticos.

El abogado de Boston Mitchell Garabedian dijo que "reunirse directamente con las víctimas es la herramienta más poderosa que un papa puede usar para comprender el horror del abuso por parte de sacerdotes y el por qué hay que detenerlo y evitarlo". Agregó que debe haber más de un encuentro de este tipo.

En su conferencia de prensa del lunes a bordo del avión del pontífice a su regreso de Jerusalén, Francisco reveló también que el Vaticano investiga a tres obispos por razones relacionadas con abusos sexuales, pero no quedó claro si son sospechosos de cometer algún abuso en sí o de haberlo ocultado.

"Nadie tiene privilegios", dijo el papa.

________

Winfield reportó desde el vuelo papal y Hajela desde Nueva York. El periodista de The Associated Press Josh Cornfield en Filadelfia contribuyó a este despacho.