Rusia pide a presidente ucraniano que dialogue

Rusia prometió el martes colaborar con las gestiones del presidente electo ucraniano si intenta negociar un fin pacífico de la agitación existente en el este de Ucrania, pero advirtió que no pretenda anotarse una rápida victoria militar contra los insurgentes.

El ministro de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov pidió el fin de la lucha en el este de Ucrania, donde las fuerzas gubernamentales combatieron el lunes con los insurgentes partidarios de Rusia por el aeropuerto de Donetsk, la segunda ciudad ucraniana, con aviones y helicópteros artillados. En la acción murieron decenas de personas.

Petro Poroshenko, que obtuvo el domingo la presidencia de Ucrania, indicó que quiere negociar con el este pero al mismo tiempo prometió desalojar a los separatistas.

Lavrov advirtió a Poroshenko que no intente obtener una rápida victoria militar antes de su toma de posesión, indicando que "no crearía las condiciones favorable a una amable bienvenida en la región de Donetsk". Prometió que Rusia respaldará las gestiones de Poroshenko de dialogar con los insurgentes.

"Esperamos que actúe en interés de la totalidad del pueblo ucraniano, y si lo hace, seremos un socio serio y confiable", dijo Lavrov.

Estados Unidos y la Unión Europea impusieron restricciones de viaje y congelaron bienes a los miembros más allegados al presidente Vladimir Putin ante la anexión de Moscú de Crimea y prometieron más sanciones si el Kremlin intenta acaparar más territorio de Ucrania.

Lavrov dijo que Moscú no tiene intención de hacerlo, criticando a Occidente por lo que consideró un pretexto "ridículo" para castigar a Rusia.