Ibaka reanima al Thunder, Spurs buscan antídoto

Hasta ahora, el regreso de Serge Ibaka ha sido un éxito.

El ala pivote del Thunder dijo el lunes que su lesionada pantorrilla izquierda se siente bien, y espera poder jugar el martes en el cuarto partido de la serie final de la Conferencia Oeste.

Ibaka pudo regresar de lo que se pensaba era una lesión que le marginaría del resto de la postemporada, para jugar 30 minutos en el tercer duelo de la serie ante San Antonio. Terminó con 15 puntos, siete rebotes y cuatro bloqueos para ayudar a Oklahoma City a vencer el domingo 106-97 a los Spurs y recortar la desventaja a 2-1.

Ibaka comentó que el lunes no se sentía mucho peor que la noche previa. Señaló que batalló durante el encuentro, pero se mantuvo relajado y fue capaz de soportar el dolor.

"Fue algo duro con mis pies", señaló. "Estuve utilizando el pie derecho un poco más que el izquierdo. No pude hacer mucho anoche. Después de ver el video me sentí algo lento".

Si esa fue la versión de Ibaka de no hacer mucho, entonces San Antonio podría tener serios problemas. Los Spurs ganaron los dos primeros partido por un combinado de 52 puntos, pero con Ibaka, Oklahoma fue dominante el domingo y llegó a tener ventaja de hasta 20 puntos a falta de tres minutos.

"Me encanta lo que hizo", dijo el coach del Thunder, Scott Brooks. "Me gustó la determinación con la que jugó. Es algo que ha hecho desde hace tiempo. Fue grandioso, nos dio un gran partido. Impactó el juego en ambos extremos de la cancha".

A Ibaka no le preocupa una recaída en su lesión de la pantorrilla, o incluso empeorar su condición. Su única preocupación es estar en la cancha con su equipo.

"Cuando firmamos contrato aquí en la NBA, todo viene incluido", dijo. "Al final del día, no importa lo que sucedió anoche, para esto firmé".

Los Spurs dijeron que tienen más problemas que Ibaka. Comentaron que para ganar el martes necesitan mejorar en cuanto a puntería, rebotes y penetración a la canasta.

"Solo necesitamos jugar mejor, tirar mejor", dijo el ala pivote de los Spurs, Tim Duncan. "Hay que seguir atacando, ser más agresivos y tratar de llegar al aro, tener tiros libres, ponerlos a la defensiva. Creo que nosotros estuvimos titubeantes y el resultado así lo indica".

Los Spurs también necesitan mantener a Oklahoma City lejos de la línea de tiros libres. El Thunder superó a los Spurs 26-15 desde la línea de castigo el domingo y Russell Westbrook y Kevin Durant se fueron de 16-16 desde la línea. El dueto estelar del Thunder apenas había intentado 17 tiros libres en total de los dos primeros encuentros.