Cinco años de cárcel a figura de la oposición rusa

Las autoridades rusas sentenciaron el jueves a cinco años de prisión a una de las principales figuras de la oposición en Rusia, tras hallarlo culpable de malversación de fondos, en un caso que según sus seguidores busca acallar a los críticos del presidente Vladimir Putin.

Simpatizantes de Alexei Navalny, bloguero anticorrupción y candidato a la alcaldía de Moscú, aseguran que el caso fue fabricado en su totalidad por órdenes políticas del Kremlin para callar al crítico de Putin e intimidar a otros activistas de la oposición.

El juez Sergei Blinov declaró culpable a Navalny de encabezar un grupo que malversó 16 millones de rublos (500.000 dólares) en madera para construcción de la empresa estatal Kirovles en 2009, cuando trabajaba como asesor sin paga del gobernador de la provincia de Kirov, a unos 760 kilómetros (470 millas) al este de Moscú.

La defensa argumentó que la compañía encabezada por Pyotr Ofitserov, también acusado en el caso, compró la madera a Kirovles por 14 millones de dólares y luego la vendió por 16 millones en un acuerdo comercial regular. Los abogados de Navalny presentaron facturas que demuestran las transacciones.

Navalny, un abogado de 37 años, jugó con su smartphone durante gran parte de las tres horas y media que se dedicaron al veredicto.

"Oh, bueno. No se aburran sin mí. Y, más importante, no se detengan...", dijo el bloguero en un mensaje desde su cuenta de Twitter después de la sentencia.

Navalny entregó el teléfono y su reloj a su esposa, Yulia, antes de que fuera esposado, al igual que Ofitserov, quien recibió una sentencia de cuatro años de prisión.

El caso generó fuertes críticas al gobierno ruso por sus intentos por reprimir a la oposición.

"Estamos profundamente decepcionados por la sentencia a Alexei Navalny y Pyotr Ofitservov y los aparentes motivos políticos en este juicio", dijo el embajador estadounidense Michael McFaul a través de la red social Facebook.

Navalny, que fue estudiante de la Universidad Yale en 2010, atrajo la atención por primera vez al iniciar un blog de lucha contra la corrupción que atrajo a muchos seguidores y lo impulsó a convertirse en una figura clave de la oposición. Fue un líder destacado en la ola de protestas masivas que estalló a finales de 2011 después de una elección parlamentaria nacional marcada por acusaciones de fraude.

Fue Navalny el primero en llamar al dominante Rusia Unida "el partido de sinvergüenzas y ladrones", una frase que se convirtió en un grito de guerra para la incipiente oposición al presidente Putin.

Más recientemente, anunció su candidatura a la alcaldía de Moscú para las elecciones a realizarse este año.

La acusación no anula de inmediato su candidatura. Eso ocurriría hasta que su defensa agote sus recursos, lo que podría tardar varios meses.

Medios rusos reportan que Navalny sería trasladado a un centro de detenciones en Kirov antes de ser enviado a una prisión.

Decenas de simpatizantes de Navalny se reunieron afuera del centro de detención poco después de la sentencia.

Desde hace tiempo, Navalny había dicho que esperaba ser sentenciado, y en un mensaje final en su blog antes de partir de Moscú a Kirov, minimizó su importancia personal ante una oposición más amplia.

"Lo más importante es reunir la fuerza, sacudirse la pereza y hacer algo. Esto no requiere ningún tipo de liderazgo como tal", escribió.

____

Jim Heintz y Aliaksei Pakrovsky en Moscú y Raf Casert en Bruselas contribuyeron a este despacho.