Banco europeo sopesa medidas de estímulo

El Banco Central Europeo necesita estar preparado para la posibilidad de una "espiral negativa" de baja inflación que pueda arrastrar la economía, y podría comprar bonos a gran escala para combatir eso en caso de ser necesario, dijo el lunes el presidente de la institución Mario Draghi.

Las declaraciones de Draghi durante una conferencia en Sintra, Portugal, llevan a pensar la posibilidad de que la junta de gobierno del BCE tome acción para estimular la débil recuperación en su próxima reunión del 5 de junio.

La reunión se realizará en un contexto de lenta recuperación en los 18 países que utilizan el euro y las preocupaciones de que Europa pueda caer en deflación o en una espiral descendente de precios.

La mayoría de los economistas cree que el banco posiblemente reduzca su principal tasa de interés aún más del actual récord de 0,25%. Esto reduciría marginalmente el costo del crédito cuando los bancos pidan prestado al BCE, con la idea de que éstos otorguen créditos más baratos a negocios y consumidores.

El banco también podría imponer tasas de interés negativas al dinero que los bancos depositan en él para obligarlos a prestar en lugar de acumular.

Sin embargo, Draghi se enfocó en otras medidas durante su discurso, hablando de formas para mejorar el flujo de crédito a las pequeñas empresas en países que siguen recuperándose de los problemas causados por tener demasiada deuda gubernamental.

Una herramienta disponible para el BCE sería abaratar más el crédito a los bancos para que éstos puedan prestar a las empresas. El banco europeo también podría comprar activos basados en préstamos a pequeñas compañías, una forma directa de hacer que el dinero esté disponible a través de los mercados financieros. El funcionario dijo que a una cuarta parte de las empresas viables en España y una tercera parte en Portugal se les dificulta obtener un préstamo.

___

McHugh colaboró desde Fráncfort, Alemania.